El sillar: muros cubiertos de hormigón y pernos de anclaje buscan estabilizar la obra (LOS TIEMPOS)

LOS TIEMPOS. 2019-06-17

La empresa china Sinohydro a cargo de la construcción de la doble vía de El Sillar -una zona geológicamente inestable que por varios años ha causado problemas en la transitabilidad del oriente al occidente del país- utiliza tecnología de última generación en esta obra.

Entre las innovaciones se pueden observar muros cubiertos por varias capas de cemento para garantizar su estabilidad y resistencia, y pernos de anclaje y un túnel, único en Bolivia por su diseño moderno, porque va a tener parqueo y aceras, mayor iluminación y ventilación. 

A esto se suma nuevas técnicas de trabajo, maquinarias especializadas e ingeniería avanzada en la construcción. “Se está usando tecnología avanzada en la carretera que estamos construyendo. Ya no va a volver a ocurrir esos problemas recurrentes en esta zona (El Sillar). Se va a pasar la zona de hundimiento”, afirmó el gerente de técnicos del proyecto de la doble vía de El Sillar de Sinohydro, Zang Qiang, a través de su traductora.

La obra empezó en septiembre de 2018 y concluirá aproximadamente en abril de 2021.  

Según los datos técnicos, a los que tuvo acceso Los Tiempos, la longitud total del proyecto carretero es de 30,3 kilómetros. Empieza en el kilómetro 69,7 de la carretera Cochabamba-Santa Cruz y concluye en el kilómetro 100.

En los 30,3 kilómetros de El Sillar está previsto la construcción de 29 obras de arte mayor, nueve puentes y 20 viaductos. Cada uno de estos tendrá características diferentes para adecuarse a la tipología de la zona.

Además, comprende la construcción de un par de vías en ambos sentidos. El ancho efectivo de la vía será de 20,6 metros.

El concreto asfáltico convencional será de siete centímetros, la capa base de 28, la subbase de 30 y la capa drenante de 20.

También está prevista la construcción de dos nuevos túneles, uno será de 685 metros de longitud y el otro de 1.025 metros. “Con los túneles evitamos las zonas de hundimiento, los deslizamientos o desastres naturales”, explicó Qiang.

Para el drenaje, con el que se prevé eliminar las filtraciones de agua, se instalará 120 alcantarillas, de las cuales 97 serán tubulares para la circulación de corrientes reducidas de agua y 23 alcantarillas de cajón o tipo celdas que tendrán una dimensión de hasta 3 por 3 metros.

Estos drenajes estarán instalados a uno y dos metros debajo de la carretera en las zonas de mayor incidencia de taludes. Este sistema desviará el agua hacia las alcantarillas, así se busca eliminar las filtraciones de agua propias de esa zona.

También está planificado tres tipos de muros de contención o defensivos para evitar deslizamientos. Uno estará situado por el río Espíritu Santo y tendrá una longitud de 3,29 kilómetros y otro será un muro de sostenimiento de tierra armada de 2,8 kilómetros.

Los tres muros, que serán cubiertos por varias capas de hormigón para garantizar su estabilidad y resistencia, tienen una longitud superior a ocho kilómetros. O sea, casi el 30 por ciento de todo El Sillar estará protegido por defensivos de asfalto.

Como parte de la tecnología e ingeniería a aplicarse en la estructura de la doble vía, única en el país, está la utilización de pernos de anclaje. 

Estos pernos de anclaje, también conocidos como pernos de cimientos, se utilizan para unir vigas a la base de la estructura para brindar mayor resistencia; en este caso de hasta 100 toneladas. 

“Está previsto demoler los viejos viaductos y puentes para construir nuevos. También habrán cuatro vías de dos sentidos”, informó Qiang.

El avance de las obras

Hasta el 13 de junio, luego de un recorrido realizado por el tramo de El Sillar, se evidenció que la doble vía tiene un avance del 24 por ciento. Además, se observó personal y maquinaria pesada desplazada en diferentes sectores de la carretera, 30,3 kilómetros.

En el kilómetro 102 de la carretera Cochabamba-Santa Cruz (kilómetro 2 del área del proyecto) se construirá los dos túneles.

Cada túnel será de un solo sentido con dos carriles. El primero está más avanzado y por allí circularán los vehículos que vayan de Cochabamba a Santa Cruz. Sólo falta 135 metros de excavación. Cada día avanzan de dos a tres metros.  Esta obra empezó en noviembre de 2018 y se estima que concluya en julio próximo.

En la entrada de este túnel hay una máquina gigantesca que bombea oxígeno al interior, donde trabaja una cuadrilla de al menos 20 obreros perforando rocas y extrayendo tierra.

“Estamos haciendo la instalación de mallas. El diseño del túnel es moderno y único en Bolivia porque va a tener parqueo y aceras, mayor iluminación y ventilación”, explicó el capataz del túnel José Delgadillo.

Trabajan en dos grupos, diurno y nocturno. En cada frente, de entrada y salida, hay 34 obreros. 

Una vez que concluya este túnel empezarán las obras de su gemelo con sentido Santa Cruz a Cochabamba. Tendrá una longitud de 1.025 metros.

En el kilómetro 104 de Cochabamba-Santa Cruz (kilómetro 4 dentro del área de la obra) más de 20 personas realizan el revestimiento con hormigón para evitar taludes y derrumbes y en el kilómetro 116 se construye un puente de 28 metros de largo. La obra empezó en septiembre de 2018 y concluirá en abril de 2020. 

Datos de la obra

Financiamiento y plazos del proyecto

La inversión del proyecto supera los 426 millones de dólares. De ese monto, el 85 por ciento es financiado por la China Exmin Bank y el 15 por ciento son recursos del gobierno central. 

El contrato se firmó en noviembre de 2015, la construcción empezó en junio de 2018 y debe concluir en 2021. 

Por el momento, Sinohydro no preve solicitar ampliación en la ejecución del proyecto, porque asegura que las obras están cumpliendo los tiempos previstos.

La doble vía

El mantenimiento a la vía El Sillar

Una vez concluida la doble vía de El Sillar, en noviembre de 2021, la empresa Sinohydro estará a cargo del mantenimiento por más de un año con los recursos asignados al proyecto. Serán 540 días de mantenimiento.

La Administradora Boliviana de Carreteras hace permanentes controles e inspecciones a todo el tramo de El Sillar.

Sinohydro se adjudicó el proyecto en 2015. Es una  obra llave en mano que suple la fiscalización por el control y monitoreo.

Sepa más

La velocidad permitida para los vehículos
En los 30,3 kilómetros que abarca la obra, la velocidad permitida para los vehículos livianos y pesados es de 30 kilómetros por hora. Cuando concluya el proyecto podrán circular hasta en 80 kilómetros por hora.

Las expropiaciones de las viviendas afectadas
Las indemnizaciones o compensaciones a las viviendas, terrenos, áreas agrícolas, postes eléctricos y negocios están a cargo de la Administradora Boliviana de Carreteras. No se conoce el monto destinado.

Capacitación para el uso de maquinaria pesada
Los obreros bolivianos, contratados por Sinohydro, reciben capacitación permanente para el uso de las maquinarias. 

Carretera afecta a casi 400 áreas y viviendas

La construcción de la doble vía El Sillar, que forma parte de la Red Vial Fundamental de Cochabamba, afectará a casi 400 viviendas, terrenos, áreas agrícolas, postes eléctricos, negocios y otros espacios privados y públicos, según un estudio realizado por la constructora Sinohydro.

La documentación de estas afectaciones ya fue entregada a la Administradora Boliviana de Carreteras para su posterior expropiación, indemnización o compensación.

Se identificó 389 afectados, de los cuales 202 ya fueron compensados y posiblemente hayan otras 90 afectaciones adicionales.

El asesor legal de Sinohydro, Alex Panozo, aseguró que en El Sillar se realizó la socialización con los comunarios para evitar conflictos.

“No tenemos ningún conflicto o problema porque se ha ido socializando con todos los afectados antes del inicio de la obra”, afirmó Panozo.

Se suscribió actas de acuerdo con los propietarios de las áreas afectadas permitiendo a Sinohydro ingresar a esos espacios. Panozo aseguró que ya se tiene liberado el 95 por ciento del trazo.

“La ley nos permite que con sólo el acta poder intervenir en las zonas afectadas”, dijo.

Sinohydro da empleo a más de 800 personas

La empresa Sinohydro, para construir los 30,3 kilómetros de El Sillar, contrató a 827 personas entre obreros, ingenieros  y  administrativos.

De esta cifra, el 88 por ciento son bolivianos y el 12 por ciento son chinos.

Para mejorar las relaciones laborales y la comunicación entre los obreros bolivianos y los ingenieros chinos, Sinohydro contrató a más traductores.

El asesor legal de Sinohydro Alex Panozo, explicó que un trabajador nuevo ingresa con un sueldo mínimo de 4.000 a 4.500 bolivianos y que algunos ganan hasta 11 mil bolivianos con las horas extras y otros incentivos.

Resaltó que cumplen las normas y leyes laborales bolivianas. Por ello, cada obrero trabaja 48 horas a la semana y los horarios nocturnos o extraordinarios se paga adicionalmente como corresponde.

Además, cuando un trabajador es contratado, dijo Panozo, recibe capacitación antes de ingresar al proyecto y cada día antes de iniciar la jornada laboral.

“El ingeniero de seguridad sale en las madrugadas para capacitar al personal para solucionar algún contratiempo. Se busca que el trabajador tenga un mejor rendimiento”, precisó.

De acuerdo al jefe del Departamento de Recursos Humanos de Sinohydro, Meng XingCheng, la empresa cuenta con 200 máquinas entre retroexcavadoras, palas cargadoras, cisternas y más. 

LEA LA NOTA EN: https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20190616/sillar-muros-cubiertos-hormigon-pernos-anclaje-buscan-estabilizar-obra

Categorías
Tipo de registro