En el Mundo

 

Oppo destrona a Huawei, Apple y Xiaomi en China

La compañía que más celulares vendió en la gestión 2016 en China (país con el mayor número de usuarios del mundo) no fue Apple (con su buque insignia de iPhone) ni Huawei ni Xiaomí, sino una advenediza: Oppo, que acomodó 78 millones de unidades vendidas el año pasado.

De esa manera, Oppo se alza en el primer lugar de ventas de celulares inteligentes en China y el cuarto lugar en el mundo, según datos de la consultora IDC y reproducidas en varios portales de información.

El repunte de esta empresa se debe, sobre todo, al éxito de Smartphone estrella: el Oppo R9, lanzado el 24 de marzo del año pasado con 180 mil unidades vendidas en un solo día. "Se vendió un móvil cada 1,1 segundos", aseguraron desde la empresa.

En total, Oppo vendió 78,4 millones de teléfonos en 2016, hasta hacerse con una cuota de mercado del 16,8 por ciento y destronar a Apple, que por muchos años mantuvo la punta.

Sin embargo, el año pasado, las ventas de Apple en China registraron un gran bajón. Si en 2015 había vendido 58,4 millones de unidades, en 2016 sólo acomodó 44,9 millones, un 12 por ciento menos. Del mismo modo, su cuota de mercado ha caído cuatro puntos del 13,6 al 9,6 por ciento.

BBK Electronic

Pese a registrar las ventas de forma separada, tanto Oppo como Vivo, tercera en el ranking de mayores vendedores, pertenecen a la empresa BBK Electronic. El resultado de esta unión conforma un gran fabricante con más de un tercio de la venta de celulares, y es que con una cuota de mercado del 31,6 por ciento y más de 147 millones de unidades vendidas, este gigante va tomando poco a poco el control del mercado chino.

BBK Electronic no es el primer fabricante de celulares en contar con dos marcas (Huawei, por ejemplo, apuesta por Honor para atraer a los usuarios más jóvenes), aunque sí es el único que no registra sus ventas de forma consolidada.

La gran asignatura pendiente de BBK Electronics, que es propietario también de la marca One Plus, es su apuesta internacional. Poco a poco, sus terminales comienzan a ganar usuarios fuera de China pero su peso no es comparable al de otros fabricantes más consolidados como Huawei o ZTE.

Otros

En segunda posición del ranking, y a muy poca distancia de Oppo, figura Huawei, que cerró 2016 con una cuota de mercado del 16,4 por ciento, después de vender más de 76 millones de teléfonos a lo largo del año.

Más lejos quedan Xiaomi, que en 2016 vendió 23,4 millones de teléfonos menos que el año anterior, y Samsung, que ni siquiera aparece entre las cinco marcas más demandadas por los usuarios chinos.

http://www.lostiempos.com/tendencias/tecnologia/20170215/oppo-destrona-h...
 

Categorías: 

Tipo de registro: 

No dejar a América Latina en manos de China

"No podemos dejar que Africa y América Latina" queden en manos de China, destacó hoy el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en una entrevista en la que afrontó diferentes temas referidos a la región.

Este es un momento "muy difícil para Europa, pero recordemos que tras la última guerra supo levantarse en el que fue uno de los momentos más traumáticos de su historia. Estoy convencido que también ahora Europa sabrá encontrar esa fuerza", indicó el político italiano a ANSA durante una visita a Madrid. Al referirse a esta compleja fase europea, Tajani pidió dejar de lado "las ilusiones: todos los líderes europeos deben comprometerse para superar sus diferencias y llegar a una nueva etapa.. debemos comprender que así como está ahora la UE no va".

"Cambiar no quiere decir destruir, significa tener una Europa más política y concentrada en las pequeñas cosas, estar más atentos de los grandes problemas que preocupan a los ciudadanos", añadió Tajani, tras precisar que el divorcio de Gran Bretaña de la UE es una clara señal de un malestar.

"Si alguien se va es el síntoma de hay problemas", concluyó tras destacar también el tema "de los egoismos nacionales" dentro de la UE y de la "burocracia" de Bruselas.

Con el Brexit, el equilibrio europeo se desplazará hacia el sur de la región, concluyó Tajani.

(ANSA) http://www.ansalatina.com/americalatina/noticia/europa/2017/02/12/antoni...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Según el FMI la economía seguirá creciendo más en China que en Estados Unidos

Por

En enero el FMI dio a conocer las perspectivas de la economía mundial para este año, estas proyecciones indican un repunte en la actividad económica, especialmente en los países emergentes y en desarrollo. No todos los países, según el FMI, crecerán al mismo ritmo, ya que mientras se espera que el PBI en los Estados Unidos crezca un 2,5%, la zona del euro crezca 1,6%, las grandes naciones emergentes crezcan mucho más, por ejemplo el FMI espera un crecimiento en China del 6,5% y del 7,2% en India. Estas disparidades entre las naciones no son ninguna novedad, ya que una característica de la historia económica mundial es que nunca todas las naciones crecen al mismo ritmo. La historia registra cambios en los liderazgos económicos, por ejemplo, hacia fines del siglo XVIII Inglaterra, gracias a su Revolución Industrial desplaza en el mundo occidental a Holanda, entonces nación líder. Lo mismo hizo después Estados Unidos con Inglaterra en la década del 70 del siglo XIX.

Lo que si ahora es nuevo es la aceleración en los tiempos de desarrollo y expansión productiva de los países emergentes, particularmente en el Asia-Pacifico. Después de la Revolución Industrial los ingleses tardaron sesenta años en duplicar su PBI per cápita, en la segunda mitad del siglo XIX los Estados Unidos alcanzaron esta meta después de casi medio siglo. Por su parte los japoneses necesitaron treinta y cinco años para duplicar su nivel de vida, después de las reformas del gobierno Meiji en la segunda mitad del Siglo XIX. Pero la historia se acelera después de la Segunda Guerra Mundial, y es así como a partir de la década del sesenta los coreanos duplican su PBI per cápita en once años. Pero China es el mayor ejemplo de rapidez en aumento de su producción, ya que gracias a las reformas de Deng en la década del ochenta duplico su PBI per cápita en diez años. Este acelerado avance de la producción de bienes y servicios chinos viene cambiando año a año el mapa mundial de las actividades económicas, que hace ya algunos años está girando desde Europa y América del Norte hacia el Asia- Pacifico, por el acelerado crecimiento económico no solo de China sino también de India y otras naciones como Corea, Vietnam, Taiwán, Singapur, Malasia, Indonesia y Bangladesh. Según estas últimas proyecciones del FMI, el Asia-Pacifico seguirá creciendo mucho más rápido que Europa y Estados Unidos, por eso aumentara su importancia en el futuro.

El FMI además compara la evolución de los PBI de cada país a partir de 1980, cuantificados con la metodología del PPP (Purchasing Power Parity), según estas estimaciones el PBI de los Estados Unidos era en 1980 nueve veces mayores al chino, pero esta diferencia se reduce a apenas 1,20 veces en el 2010. En 2014 el PBI chino es casi igual al de Estados Unidos, mientras que en 2016 ya era 14% mayor. Pero el nivel de vida de la gente sigue siendo mayor en los Estados Unidos, ya que según el FMI, en 1980 el PBI per cápita era en Estados Unidos 40 veces mayor al chino, mientras que ahora sigue siendo mayor, pero con una diferencia más acotada (3,7 veces).Es importante no confundir producción total con avances científicos y tecnológicos. Es cierto que la producción total de bienes y servicios es ahora en China mayor a la de los Estados Unidos, pero esta nación por ahora continúa manteniendo su liderazgo militar, además del científico y tecnológico que es la base de las mejoras en productividad. No olvidar que de las 10 mejores universidades del mundo, 8 están en Estados Unidos. Este es el gran activo de esta nación, que el FMI no mide con estas cifras.

http://www.infobae.com/opinion/2017/02/15/segun-el-fmi-la-economia-segui...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Áreas Temáticas: 

La demanda de crudo en China creció a menor ritmo en tres años en 2016

La solicitud de petróleo en China creció en 2016 a su ritmo más lento en al menos tres años, según cálculos publicados por la agencia de noticias Reuters basados en datos oficiales.

El crecimiento de la demanda implícita de petróleo en China se desaceleró a 2,5 por ciento el año pasado, desde 3,1 por ciento en 2015 y 3,8 por ciento en 2014,  en especial por una drástica reducción del consumo de diésel y un menor uso de gasolina tras avances de dos dígitos.

El estudio refleja que la desaceleración se produjo ante una expansión de la economía del 6,7 por ciento en 2016, su menor ritmo en 26 años.

Refiere también que "el consumo de diésel ha sido afectado por un prolongado período de inundaciones en el segundo trimestre y una menor demanda desde el sector logístico a medida que la eficiencia sigue mejorando", dijo Harry Liu, director asociado de mercados petroleros de IHS Energy.

El consumo de gasolina fue un 3,6 por ciento mayor que en 2015, comparado con crecimientos del 9,1 por ciento y del 13 por ciento en 2015 y 2014.

Por su parte, el uso de gas licuado de petróleo se expandió un 24 por ciento, mientras que el de kerosene aumentó 9 por ciento desde el año previo. El crecimiento de la demanda de crudo también se redujo pese al ritmo récord de importaciones registrado en 2016.

La demanda repuntaría este año junto con la economía y la reactivación de la industria minera, que alienta el consumo para camiones y excavadoras, dijo Liu.

http://www.energia16.com/la-demanda-de-crudo-en-china-crecio-a-menor-rit...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Áreas Temáticas: 

China sostiene sus importaciones de materia prima en formas record

La importación de productos básicos por parte de China se mantiene al rojo vivo, desafiando así a la desaceleración estacional de vacaciones donde servicios públicos, fábricas de acero y refinerías de petróleo buscan reponer los suministros internos.

Los envíos de mineral de hierro aumentaron un 12 por ciento y las importaciones de crudo fueron la terceras más altas de la historia, apalancada por una disminución de la producción nacional que impulsó la necesidad de comprar más del extranjero.

"Las acerías están haciendo muy buen dinero. Por lo que significa que pueden permitirse el lujo de pagar por más de mineral de hierro", dijo Lachlan Shaw, analista de UBS en Melbourne.

El cobre fue la excepción, con una caída tanto en el mes y desde hace un año.

Aún así, la mayor nación comercial del mundo reportó mejores datos de importación y exportación de lo esperado.

Algunos analistas cuestionaron si la demanda subyacente era lo suficientemente robusta como para sostener los envíos en los próximos meses. Las existencias de mineral de hierro en los puertos de China alcanzó un récord la semana pasada, lo que sugiere que los molinos no pueden manejar toda la materia prima que está llegando. "Creemos que hay un almacenamiento, tanto de hierro como de petróleo", dijo Sushant Gupta, Director de Investigación de refinado y productos químicos con Wood Mackenzie.

Un dato importante que puede explicar esto es que, paralelamente, los exportadores de Asia se preparan para salir con fuerza esperando un aumento del proteccionismo de Estados Unidos.
http://www.energia16.com/china-sostiene-sus-importaciones-de-materia-pri...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Áreas Temáticas: 

El crecimiento de China ofrece síntomas de desaceleración, según PMI

El crecimiento de la actividad económica de China se ha desacelerado en enero, según refleja el índice PMI compuesto elaborado por IHS Markit y Caixin, que bajó a 52,2 puntos desde los 53,5 del mes anterior, récord de los últimos 45 meses, lo que sugiere que el gigante asiático probablemente no logrará mantener el ritmo de expansión observado durante el cuarto trimestre de 2016.

La caída del índice compuesto coincidió con la desaceleración del crecimiento de la actividad en los sectores de manufacturas y servicios a comienzos del año. En el caso de las fábricas chinas, la actividad se moderó a su menor ritmo de expansión en cuatro meses, mientras en el sector servicios se mantuvo en niveles similares a los de los dos meses anteriores.

"Las manufacturas y los servicios seguieron expandiéndose en enero", declaró Zhengsheng Zhong, director de análisis macroeconómico de CEBM Group, destacando que la economía continuó recuperándose, aunque a un menor ritmo, mientras los precios siguieron aumentando.

"Es improbable que la economía mantenga el ritmo de expansión observado en el cuarto trimestre del año pasado ante la menor intención del sector manufacturero de reaprovisionarse. El crecimiento económico de China puede desacelerarse después del primer trimestre", añadió el experto.
http://www.eleconomista.es/economia/noticias/8135018/02/17/Economia-El-c...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Áreas Temáticas: 

China se posiciona como primer socio comercial de Alemania

La Cámara Alemana de Industria y Comercio (DIHK) ha informado que China se convirtió el año pasado, por primera vez, en el primer socio comercial de Alemania, sobrepasando al tradicional líder en este ránking, Estados Unidos.

Según sus propias cifras de importaciones y exportaciones, Francia se mantuvo en su tradicional segunda posición y Estados Unidos cayó hasta el tercer puesto.

“Con la mejora de la situación económica EE.UU. podría volver este año al menos a la segunda posición, si no afecta a esta ecuación la política aduanera del nuevo presidente de EE.UU.”, dijo Volker Treier, responsable de Economía Exterior de la DIHK.

Sin embargo, el organismo ha detallado que EE.UU. sigue siendo el principal país de destino de las exportaciones alemanas, pese a que el año pasado retrocedieron un 5 % en términos interanuales.

Fueron efectivamente las importaciones estadounidenses al país europeo las que experimentaron un mal comportamiento en 2016.

En sentido contrario, fue decisivo en el ascenso de China a la primera posición el aumento de las exportaciones al gigante asiático, que cobraron dinamismo a lo largo del ejercicio tras un comienzo débil.

El dato llega en un momento de incertidumbre sobre las perspectivas del comercio internacional, después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, haya abogado por implementar medidas proteccionistas.

Esta misma semana, el Gobierno alemán ha pronosticado un récord de empleo y un crecimiento del 1,4% de la economía del país para 2017, según su informe económico anual presentado este miércoles (25.01.2017) en Berlín.

Sigmar Gabriel, ministro de Economía, explicó la bajada respecto al 1,9% del año anterior como un efecto de que en 2017 habrá menos días laborables y destacó que la introducción de un salario mínimo interprofesional ha mejorado los ingresos de cerca de 4 millones de trabajadores.

Según los cálculos del Ministerio de Economía de la mayor economía de Europa, el número de población activa aumentará de nuevo en unas 320.000 personas este año, hasta situarse por encima de los 43,8 millones de trabajadores.
http://noticiasbancarias.com/economia-y-finanzas/04/02/2017/china-se-pos...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Áreas Temáticas: 

Demanda de crudo en China crece a menor ritmo en tres años en 2016

La demanda de petróleo en china creció en 2016 a su ritmo más lento en al menos tres años, informó Reuters. El crecimiento de la demanda implícita de petróleo se desaceleró a 2,5 por ciento el año pasado, desde 3,1 por ciento en 2015 y 3,8 por ciento en 2014.

La desaceleración se produjo ante una expansión de la economía del 6,7 por ciento en 2016, su menor ritmo en 26 años.

"El consumo de diésel ha sido afectado por un prolongado período de inundaciones en el segundo trimestre y una menor demanda desde el sector logístico a medida que la eficiencia sigue mejorando", dijo Harry Liu, director asociado de mercados petroleros de IHS Energy.

El consumo de gasolina fue un 3,6 por ciento mayor que en 2015, comparado con crecimientos del 9,1 por ciento y del 13 por ciento en 2015 y 2014, respectivamente.

El uso de gas licuado de petróleo se expandió un 24 por ciento, mientras que el de querosene aumentó 9 por ciento desde el año previo. El crecimiento de la demanda de crudo también se redujo pese al ritmo récord de importaciones registrado en 2016.

La demanda repuntaría este año junto con la economía y la reactivación de la industria minera, que alienta el consumo para camiones y excavadoras, dijo Liu.

Esa demanda implícita de petróleo es una suma de las importaciones netas de combustible refinado y la producción de crudo local.

http://www.energia16.com/demanda-de-crudo-en-china-crece-a-menor-ritmo-e...

Categorías: 

Tipo de registro: 

Áreas Temáticas: 

Los garrotes de China

Por Stephen S. Roach. La codependencia chino-norteamericana plantea un desafío formidable para la estrategia de Trump de atacar a China, ya que es la relación económica más importante del mundo.

La administración del Presidente Donald Trump está teniendo un error de cálculo importante al atacar a China. Parece estar evaluando un amplio rango de sanciones económicas y políticas -desde imponer aranceles punitivos y acusar a China de ser un “manipulador de la moneda” hasta abrazar a Taiwán y hacer al lado unos 40 años de diplomacia enmarcada en torno de la llamada política de “Una sola China”.

Esta estrategia resultará contraproducente. Se basa en la idea equivocada de que un Estados Unidos ahora más poderoso tiene todas las ventajas frente a su supuesto adversario, y que prácticamente no vale la pena preocuparse por la respuesta china. Nada podría estar más alejado de la verdad.

Es cierto, EEUU es uno de los principales mercados exportadores de China y, por ende, un pilar central de su espectacular trayectoria de desarrollo de 35 años. Cerrar el mercado estadounidense ciertamente afectaría el crecimiento económico chino.

Pero EEUU también se ha vuelto sumamente dependiente de China, que hoy es el tercer mercado exportador, y el de más rápido crecimiento, de EEUU. Y, como poseedor de más de US$1,25 billones en bonos del Tesoro y otros activos denominados en dólares, China ha desempeñado un papel vital en la financiación de los déficits presupuestarios crónicos de EEUU -en efecto, le prestó gran parte de su ahorro excedente a un EEUU que, infelizmente, se manejó con negligencia a la hora de ahorrar lo suficiente para respaldar su propia economía.

Esta dependencia de ida y vuelta -el equivalente económico de lo que los sicólogos llaman codependencia- tiene raíces profundas. Ya a comienzos de los años 80, luego de la Revolución Cultural, que dejó su economía en ruinas, China estaba desesperada por una nueva fuente de crecimiento económico. Tras un episodio destructivo de estanflación a fines de los años 70 y principios de los años 80, EEUU también necesitaba una nueva receta económica. El consumidor estadounidense, que se las veía en problemas, resolvió ambos problemas al convertirse en una fuente poderosa de respaldo externo para el crecimiento chino y al beneficiarse con los precios más bajos de los productos fabricados en China.

Los dos países entraron así en un extraño matrimonio por conveniencia que satisfizo las necesidades de ambos. China construyó una economía cada vez más poderosa como el Máximo Productor mientras EEUU adoptó el espíritu de Máximo Consumidor.

Como imágenes en espejo, las interacciones entre las dos economías se volvieron cada vez más cómodas y, en definitiva, adictivas, a tal punto que estos socios codependientes se mostraban entusiastas de posibilitar las identidades económicas mutuas. EEUU abrió la puerta al acceso de China a la Organización Mundial de Comercio en 2001 -un hito en el ascenso de China como Máximo Productor-. Y el apetito voraz de China por bonos del Tesoro de EEUU a comienzos de los años 2000 ayudó a mantener bajas las tasas de interés de EEUU, manteniendo la espuma de los mercados de activos que permitieron que el Máximo Consumidor viviera más allá de sus recursos, hasta que la música se apagó en 2008.

Como sucede con los seres humanos, la codependencia económica es, en definitiva, una relación muy destructiva. Enceguecidos por la fase de gratificación de la codependencia, tanto EEUU como China perdieron el rumbo. Cada uno terminó tan atrapado en su rol de atender al otro que finalmente ambos reprimieron su sentido de identidad económica. Allí reside el máximo giro de la codependencia: un socio invariablemente mira hacia adentro y se vuelve en contra del otro, para recapturar esa pieza faltante de su identidad.

Allí es donde Trump entra en la ecuación, apuntando a China como el villano que supuestamente le impide a EEUU ser grande. Para planificar el ataque, Trump ha ensamblado un equipo de asesores comerciales seniors que piensan de manera parecida. Desde Peter Navarro como director del Consejo Nacional de Comercio, hasta Wilbur Ross como secretario de Comercio, Robert Lighthizer como representante comercial de EEUU y Rex Tillerson como secretario de Estado, los prejuicios anti-China de la nueva administración no tienen antecedentes modernos.

Sin embargo, su plan de batalla pasa por alto un riesgo crítico: la codependencia es una relación sumamente reactiva. Cuando un socio cambia los términos del compromiso, el otro, que se siente despreciado, por lo general responde del mismo modo. Luego de la provocadora llamada telefónica del 2 de diciembre entre Trump y la Presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, los funcionarios chinos, en su estado de asombro, dijeron poco en un principio. Pero a medida que la estrategia de Trump de atacar a China comenzó a cristalizarse en torno a los asesores que designó y las cuestiones que planteó, los medios oficiales de China finalmente advirtieron que utilizarían “garrotes” para defenderse si fuera necesario.

Esto está muy en sintonía con lo que se podría esperar de una fase reactiva de una codependencia desestabilizada. El socio desdeñado, China, amenaza con contraatacar. Y ahora EEUU tendrá que enfrentar las consecuencias.

Confiada, con suficiencia, en que EEUU no tiene nada que temer, la administración Trump podría rápidamente sentir toda la ira de la represalia china. Si sigue adelante con sus amenazas, China probablemente responda con sanciones a las empresas estadounidenses que operan allí y, llegado el caso, con aranceles a las importaciones provenientes de EEUU, consideraciones para nada triviales para una economía estadounidense sedienta de crecimiento. También es probable que China esté mucho menos interesada en comprar deuda del Tesoro, un problema potencialmente grave, considerando que los déficits presupuestarios federales probablemente se expandan en la Trumpeconomía.

Pero la mayor tragedia para EEUU bien puede ser el impacto que todo esto tendrá en el consumidor. El concepto “Estados Unidos primero” -ya sea a costa de China o a través de la llamada igualación del impuesto fronterizo, que parece ser un rasgo central de las reformas propuestas en materia de impuestos corporativos- relajará muchas de las eficiencias de las cadenas de suministro globales que mantienen bajos los precios de los bienes de consumo en EEUU (pensemos en Wal-Mart).

Con sus ingresos y empleos bajo una presión prolongada y sostenida, los consumidores norteamericanos cuentan con precios bajos para su supervivencia económica. Si la política de Trump para China hace que esos precios aumenten, la clase media será la más perjudicada.

La codependencia chino-norteamericana plantea un desafío formidable para la estrategia de Trump de atacar a China. Le pone un marco a la perspectiva ominosa de una ruptura en la relación económica más importante del mundo, con efectos de derrame potencialmente devastadores para el resto del mundo.

*El autor es académico de la Universidad de Yale, ex presidente de Morgan Stanley Asia y autor de “Unbalanced: the codependency of America and China”. Copyright: Project Syndicate, 2017.
http://www.pulso.cl/opinion/los-garrotes-china/

Categorías: 

Tipo de registro: 

China, el mayor beneficiado del proteccionismo de Trump

Recuperar la industria y el empleo que se ha perdido en las dos últimas décadas en EE UU y que se ha deslocalizado a México y China. Establecer aranceles a las importaciones de esos países, en algunos casos del 35% para frenar la salida masiva de compañías norteamericanas. Salirse de la Organización Mundial de Comercio al considerar que no beneficia a sus intereses. Desligarse del pacto firmado en París para frenar el impacto del cambio climático. Acabar con las prácticas fraudulentas de la UE, China y Japón para devaluar de forma artificial sus divisas. Son solo algunas de las promesas que ha realizado el nuevo presidente de EE UU, Donald Trump, en sus dos primeras semanas de mandato, que han provocado incertidumbre sobre el impacto que su política económica puede tener en la economía y en el comercio mundial.

Cuatro economistas participaron ayer en una mesa redonda por IMF Business School en Madrid y advirtieron que si todas las amenazas se convierten en realidad, puede producirse una recesión mundial. Todos ellos coincidieron, sin embargo, que hay muchas de ellas que no podrá cumplir pese a que esa sea su voluntad. “No puede poner aranceles superiores al 15% y por un tiempo superior a 150 días. Si lo hace tendrá que abandonar la Organización Mundial del Comercio”, advirtió Lorenzo Dávila, director del departamento de Investigación de IMF. “Tampoco pueden abandonar el pacto del clima firmado en Paris ya que las cláusulas les obligan a permanecer los dos primeros años del tratado (de 2020 a 2022)”, precisó Ramón Tamames, catedrático de Estructura Económica. “No tiene infraestructura para recuperar el empleo y la industria perdida. Al menos tardaría uno o dos años”, asumió el analista Juan Ignacio Crespo. “Si impone aranceles como sucedió tras la Gran Depresión (pasaron del 30% al 80%) y se mantuvieron así durante diez años, estamos encaminados hacia una recesión mundial”, apuntó Félix López Martínez, economista experto en negocios internacionales.

Todos coincidieron en dos cuestiones. La primera es que tendrá que poner en marcha un plan B. Y parte de ese programa, tal y como desveló Crespo, podría pasar por la reforma fiscal diseñada por el republicano Paul Ryan, en la que se suprime el impuesto de sociedades, uno de los más elevados del mundo, y a cambio se aplicaría por primera vez en la historia estadounidense el IVA. Este tributo no se aplica sobre las exportaciones, pero sí sobre las importaciones, por lo que podría ser considerado como una forma de arancel. El actual gobierno republicano defiende que al no imponerse en la actualidad gravámenes a las importaciones, EE UU estaría financiando al resto de países. La segunda coincidencia se refiere a que, si finalmente hay una guerra comercial entre China y EE UU, China será el gran beneficiado y EE UU uno de los más perjudicados. “China va a ser la gran potencia mundial. Ya tiene 240 millones de personas situadas en la clase media y en diez años tendrá 320 millones, tantos como toda la población de EE UU. China puede vivir sin EE UU, pero no sé si al revés”, apuntó Tamames.

http://cincodias.com/cincodias/2017/02/02/economia/1486042046_662342.html

Categorías: 

Tipo de registro: 

Páginas

 

Teléfonos

Llámenos al (591-2) 2799848, (591-2) 2791075, (591-2) 2794740
Escríbanos a info@plataformaenergetica.org

 

Síguenos en

 

Suscripciones

Para recibir nuestros Boletines Electrónicos con noticias, documentos y más haga clic en el ícono.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.