China

 

Economía de China podría crecer más de lo esperado por el FMI en este 2017

La economía china podría crecer más que lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) esperaba en 2017 tras un desempeño que superó los pronósticos en el primer trimestre, dijo el viernes la entidad.

Datos publicados este mes mostraron que China creció a una tasa de un 6,9% en el primer trimestre del año, más que lo esperado, debido a un crecimiento récord del crédito y mayor gasto oficial en infraestructura.

Este dato llevó a que el FMI eleve el panorama de crecimiento para China este año y el próximo y Changyong Rhee, director de la entidad para Asia y el Pacífico, sostuvo el viernes que hay posibilidades de que el pronóstico sea mejorado una vez más.

El martes, el FMI elevó el panorama de crecimiento de China para 2017 a 6,6 por ciento desde un 6,5 por ciento. "Hay riesgos alcistas para esta proyección", sostuvo Rhee.

Pero al mismo tiempo, el FMI espera que ciertos sectores de la economía china, como el inmobiliario y el bancario, se enfríen en la segunda parte del año. La entidad dijo que le ha advertido a China que su tendencia financiera es "peligrosa e insostenible".

El ratio de China de deuda-PIB creció a un 277 por ciento a fines de 2016 desde un 254 en el año previo.  (I)

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Áreas Temáticas: 

    Culpan a asesores por errores de las empresas chinas

    El ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de la Construcción de Bolivia, Valerio Ayaviri, y la Directora General del Trabajo, Elizabeth Molina, atribuyeron a los asesores bolivianos la responsabilidad por el incumplimiento de empresas chinas de la norma laboral nacional.

    Ayaviri sostuvo que asesores bolivianos conocen la normativa laboral que rige en el país, pero no están orientando bien a las empresas chinas en el cumplimiento de las condiciones de seguridad industrial, higiene ocupacional y seguro de salud.

    “Los asesores que habrían contratado estas empresas no habrían guiado”, afirmó Molina, quien manifestó que debido a esta situación el Ministerio de Trabajo hizo capacitaciones a empleadores chinos.
      
    “No estaban siendo bien asesorados (los empleadores chinos) porque no conocían la Ley General del Trabajo, como el pago de horas extraordinarias, incuso no sabían cómo debería manejarse la boleta de pago, seguros a corto y largo plazo”, dijo la funcionaria.

    Según datos del Ministerio de Trabajo, 19 empresas chinas están registradas en el Registro Obligatorio de Empleadores (ROE) en materia de construcción, de las cuales se constató que tres incumplieron la normativa y no ofrecían las condiciones laborales adecuadas.

    Estas tres empresas chinas fueron sancionadas económicamente: Shinohydro con dos multas de Bs120.000 y Bs670.000 en el tramo caminera Padilla-El Salto, Vicstar en Cochabamba con Bs80.000 y Shinopec en Santa Cruz con Bs420.000.

    La Directora Nacional del Trabajo señaló que otra causa para las denuncias contra empresas chinas de atropellos hacia empleados bolivianos es la falta comunicación, puesto que por diferencias culturales los asiáticos tienden a alzar exageradamente la voz, lo cual genera susceptibilidad.
         
    La funcionaria y el dirigente sindical hicieron estas consideraciones en una conferencia de prensa conjunta en la cual afirmaron que son políticas las denuncias de maltratos de empresas chinas.

    Molina aclaró que la denuncia de que en la construcción de la carretera El Salto-Padilla un chino lanzó agua hervida a un boliviano en realidad se trató de un conflicto personal y no laboral, aunque el extranjero fue despedido y echado del país por Sinohydro. 

    En el caso de unos supuestos despidos en este mismo proyecto, la funcionaria aseveró que 12 obreros bolivianos se retiraron voluntariamente de la obra.   

    Acusó a la oposición de querer “demostrar de manera mentirosa” de que las empresas chinas no cumplen la norma laboral boliviana.

    http://www.erbol.com.bo/noticia/social/18042017/trabajo_culpa_asesores_p...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Sinohydro asegura que ingenieros en construcción de la vía Padilla-El Salto son titulados

    La empresa SINOHYDRO aclaró hoy que los profesionales que tienen a su cargo la superintendencia y construcción de la carretera Padilla - El Salto cuentan con los títulos de Ingeniero e Ingeniero superior emitidos en China y que, actualmente, sus diplomas se encuentran en proceso de legalización.

    “Los ingenieros realizaron sus estudios superiores en China y cumplieron con todos los requisitos académicos para ejercer la profesión”, señala el comunicado difundido por la empresa.

    SINOHYDRO ha iniciado el proceso de legalización de toda la documentación en las instancias que corresponden, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de China hasta la Cancillería boliviana.

    La aclaración surge a propósito de denuncias presentadas por un parlamentario boliviano, en sentido de que los profesionales de SINOHYDRO serían sólo técnicos superiores, de acuerdo a información obtenida de la Sociedad de Ingenieros de Bolivia.

    Al respecto, SINOHYDRO precisó que en China existe el título de Ingeniero Superior, “lo cual posiblemente generó una confusión, que quedará aclarada, una vez que concluyan los trámites de legalización”.

    http://noticiasfides.com/and/sinohydro-asegura-que-ingenieros-en-constru...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    El dragón chino vs. el elefante indio: geopolítica asiática en el siglo XXI – Parte 2

    Puede que los gobernantes de la RPC tengan una aproximación confuciana a los asuntos de Estado, pero su visión de la diplomacia y de la guerra es totalmente “clausewitziana” – confiar en la diplomacia para lograr el mejor resultado posible; pero si es necesario utilizar la fuerza para lograr los objetivos vitales.

    El año pasado, se proyectó en el Festival Internacional de Cine de Cannes, la película del joven cineasta asamés Chow Partha Borgohain, 1962: My Country Land, basada en el conflicto sino-indio; una de las raras cintas que tocan el tema, tanto en la RPC como en la India.

    Hasta ahora, la RPC ha reaccionado cautelosamente a la política fronteriza de Modi. Por ejemplo, luego de la visita realizada, en el 2016, a Itanagar, capital del estado de Arunachal Pradesh, por el Cónsul general de los Estados Unidos en Calcuta, el Ministerio de Relaciones Exteriores chino señaló que “China e India son sabias y capaces de tratar sus propios asuntos y salvaguardar los intereses fundamentales de largo plazo de ambos pueblos. La intervención de terceros sólo complica la situación y es altamente irresponsable”. Cuando se iniciaron los ejercicios navales combinados entre las marinas de guerra de los Estados Unidos, Japón e India en el Golfo de Bengala, en octubre del 2016, la RPC se abstuvo de criticar directamente a la India, acusando a los Estados Unidos de perseguir una política colonial de divide et impera hacia los dos gigantes asiáticos.

    En el mes de octubre del 2016, el embajador de los EEUU en la India, Richard Verma, fue invitado al festival de Tawang, publicando en Twitter una foto de sí mismo con el Ministro Principal de Assam, Sarbanand Sonowal, el Ministro Principal de Arunachal Pradesh, Pema Khandu, y el Ministro del Interior de la India, Kiren Rijiju, frente al monasterio de Tawang. Seis días más tarde, el gobierno indio autorizaba al Dalai Lama a visitar Tawang en abril del 2017.

    Después de la visita de Verma a Tawang, China advirtió directamente a la India que las acciones del diplomático estadounidense perjudicarían la “paz y tranquilidad de la región fronteriza China-India”. También repitió su acusación de que los Estados Unidos estaban deliberadamente llevando a la India a una confrontación con China. Hasta el momento, Nueva Delhi no parece interesada en encontrar una fórmula de compromiso sobre la visita del Dalai Lama a Tawang que permita a ambos países “salvar la cara” y poder disminuir la tensión entre ambos por este tema tan sensible.

    ¿Qué pasará si no lo intenta, o peor aún, si intenta y falla? ¿China tomará algún tipo de acción militar? ¿Si lo hace, cuál podría ser? Para diversos analistas de la región, éstas debieron ser las primeras preguntas que debió plantearse el gobierno indio antes de embarcarse en la política exterior de los últimos tres años.

    La RPC hará lo que considere mejor para sus intereses nacionales. Entre el 2009 y el 2015, esto pasaba por minimizar sus diferencias con la India. Ambos son miembros del grupo BRICS y se opusieron a los ataques de los Estados Unidos en Libia y Siria, bajo cubierta de las Naciones Unidas y de la OTAN respectivamente. El objetivo central era posiblemente oponerse a la construcción de un mundo unipolar dirigido por los Estados Unidos; pero debido a la posición india sobre los reclamos de la RPC sobre el Mar de China meridional y su creciente cercanía con los Estados Unidos, esa percepción ha cambiado radicalmente.

    China podría sentirse tentada de mostrarle a la India las consecuencias de sus acciones. Esto tendría un doble beneficio. En primer lugar, crearía tensiones internas al interior de la India si logra mostrarle a la opinión pública india que su única aspiración es proteger sus intereses vitales en el Mar de China meridional; y que está dispuesta a dejar “morir” sus reclamos sobre los territorios tibetanos. Por otro lado, serviría para transmitir un mensaje muy claro a todos los estados litorales del Mar de China meridional: la RPC está dispuesta a entrar en un conflicto armado si es necesario defender sus intereses vitales.

    Desde que la RPC reactivó la línea de nueva trazos (nine dash line) hace ocho años y declaró que el Mar de China meridional formaba parte de su zona vital de seguridad, los Estados Unidos no sólo han aumentado la presión militar en la región sino también alentado a los países litorales más pequeños a “mantenerse fuertes” contra las demandas de Beijing. China alega que su demanda no ha surgido más que de un deseo de salvaguardar sus intereses en un área de vital importancia para su seguridad económica y militar. Insiste en que no tiene ninguna intención de interferir en la navegación comercial en cualquier parte de la región y sólo requiere que se establezca una zona de identificación militar que cubra la mayor parte del Mar de China meridional. Esta afirmación tiene sentido si tenemos en cuenta su creciente poder económico, sus aspiraciones regional y global, así como el deseo de los Estados Unidos de contener la expansión china.

    Beijing ha visto como los Estados Unidos atacaron Irak y Afganistán cuando sus intereses así lo requerían, tomaron la iniciativa de destituir a Gadafi en Libia y proporcionaron los argumentos para intervenir en el conflicto sirio a pesar de las objeciones de varios miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. También ha sido testigo de cómo dos administraciones de los Estados Unidos fueron llevadas al borde de un conflicto con Irán por dos de sus aliados más importantes en el Medio Oriente, Israel y Arabia Saudita.

    Puede que los gobernantes de la RPC tengan una aproximación confuciana a los asuntos de Estado, pero su visión de la diplomacia y de la guerra es totalmente “clausewitziana” – confiar en la diplomacia para lograr el mejor resultado posible; pero si es necesario, utilizar la fuerza para lograr los objetivos vitales. Se puede argumentar que ésta ha sido la política de relacionamiento con los Estados Unidos en el Pacífico. Pero a medida que el poderío económico y político de la RPC aumenta y que también se incrementa la capacidad tecnológica de los Estados Unidos para luchar un conflicto a distancia, esta aproximación se vuelve cada vez más insostenible.

    Por ejemplo, una de las principales consecuencias de la decisión de la administración Obama de “inclinarse hacia Asia” (Tilt Towards Asia) es que los Estados Unidos cuentan ahora con más de 400 instalaciones militares en un arco alrededor de la RPC; desde Japón y Okinawa hasta Australia. Asimismo, la China sabe que el alcance del mísil estándar de la Marina de Guerra de los Estados Unidos, el Block III – Tomahawk, es de aproximadamente 700 millas (1094 km) y el de las versiones más recientes, el Block IV y V, es aún mayor. Por lo tanto, el 70 por ciento de la industria china se encuentra al alcance de los misiles de la marina estadounidense. Como analizamos en un blog anterior, Consecuencias de la integración Asia Central – China, parte del interés chino por incrementar su profundidad estratégica hacia el Asia Central se debe a estas capacidades tecnológicas de los Estados Unidos y sus principales aliados.

    Por lo tanto, es probable que las autoridades chinas recuerden con nitidez cómo la Marina de Guerra de los Estados Unidos destruyó la capacidad militar de Gadafi con sólo 133 misiles Tomahawk. El polo industrial de Shanghai se encuentra a apenas 511 millas de Okinawa.

    China inició su cortejo activo de la India justamente porque quería contar con su apoyo diplomático para evitar, o por lo menos suavizar, todos estos diferendos limítrofes. La RPC es consciente de que la India tiene un tremendo “poder blando” (soft power): es una democracia (la mayor del mundo), tiene un mercado enorme y salvo para Pakistán, no representa una amenaza al orden internacional. Por otro lado, hay más de un millón de indios residentes en los Estads Unidos, lo que crea un vínculo indisoluble entre ambos países. En ese sentido, la India podía desempeñar el papel de moderador, al igual que Singapur en el Sudeste Asiático.

    Pero el gobierno de Modi abandonó ese rol, obligando a las autoridades chinas a realizar nuevos cálculos estratégicos. Por ejemplo, pueden plantearse las siguientes preguntas: ¿Qué tipo de mensaje es necesario enviar si se concreta la visita del Dalai Lama a Tawang sin restricciones? ¿Qué mensaje deben transmitir a los países del litoral del Mar de China meridional y a los Estados Unidos? ¿Qué opciones válidas existen? ¿Qué mensaje enviaría un conflicto limitado en el Himalaya? ¿Sería posible contener geográficamente dicho conflicto? ¿Cómo reaccionará el mundo?

    Por ahora son sólo conjeturas, pero los indios podrían estar cometiendo el mismo error que Pandit Nehru en 1962 si piensan que la RPC se mantendrá de brazos cruzados. Los chinos vienen incrementando las capacidades de sus instalaciones militares en la frontera de Aksai Chin; las autoridades indias estiman que la China ha reducido su capacidad de lanzar una ofensiva de un estimado previo de tres semanas a diez días. Asimismo, la cantidad de ejercicios militares chinos cerca de la “Línea de Control” ha aumentado, así como las misiones de vigilancia no tripuladas (drones) y el número de baterías antiaéreas.

    Una de las principales preocupaciones de los planificadores militares indios es que cuando se inicien hostilidades cerca de Ladakh, Pakistán aproveche la situación no sólo para participar en el conflicto sino para enviar Muyahidines a la región de Cachemira. De concretarse este escenario, el ejército indio tendría que luchar en tres frentes de manera simultánea: contra los chinos en el este, contra Pakistán en el noroeste y contra actores no estatales en el suroeste.

    Es posible que el cálculo de la RPC sea que un pequeño y rápido conflicto, fácil de ganar, permita mostrar a la opinión pública india el vacío de las promesas estadounidenses; como lo señalan Pravin Sawhney y Ghazala Wahab, autores de un libro reciente, Dragon on our Doorstep. El terreno al norte de la frontera favorece a las fuerzas armadas chinas, tanto en Arunachal Pradesh como en Ladakh. Cuentan además con dos cabeceras de ferrocarril en la frontera con Arunachal Pradesh y pistas cerca de Aksai Chin que pueden ser utilizadas bajo cualquier condición climática. Su capacidad logística es moderna mientras que las fuerzas armadas indias, por razones que incluyen su arsenal nuclear, no han mantenido el mismo ritmo de modernización de sus equipos convencionales.

    La única ventaja de la India es que sus bases aéreas se encuentran a menor altitud, lo que permite que sus aviones despeguen con más combustible y mayor cantidad de armamento que sus contrapartes chinas. Sin embargo, su capacidad para apoyar a las fuerzas terrestres indias ha sido severamente erosionada en los últimos dos años por la rápida acumulación de misiles tierra-aire y las sofisticadas capacidades de guerra electrónica (cyber warfare) chinas.

    La India ciertamente contará con el apoyo de los Estados Unidos, sobretodo diplomático y quizás algún tipo de armamento. Ninguno de los cuales será capaz de influenciar el resultado del conflicto; no sólo la zona de Tawang, sino gran parte de Ladakh son indefendibles.

    La RPC responderá de acuerdo a las características de la visita del Dalai Lama a Tawang. Sobre el particular, es necesario recordar que la primera reunión entre Xi Jinping y Trump, en el retiro de este último en Mar-a-Lago, se concretó el fin de semana pasado. Todo indica que ésta parece haber sido sobretodo una oportunidad para medirse y tener una apreciación más clara de sus respectivas capacidades. Vale la pena estar atentos a los eventos de las próximas semanas; en particular, el tema de Corea del Norte donde la RPC de Xi Jinping parece tener cada vez menos influencia. Así como los Estados Unidos hicieron una demostración de poder en Siria durante la reunión con Xi, es posible una situación similar para los chinos en la región del Himalaya. Al final de cuentas, es necesario enviar un mensaje claro a los interlocutores internos y externos.

    http://semanaeconomica.com/haciaasia/2017/04/10/el-dragon-chino-vs-el-el...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    El dragón chino vs. el elefante indio: geopolítica asiática en el siglo XXI

    La frase original de Sir Halford Mackinder es “Quién controle Europa del Este…”, pero los últimos cuarenta años han visto el centro de gravedad del poder político y económico moverse lentamente hacia el Asia Pacífico. Ya en 1997, un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI) señalaba que desde 1978 la República Popular China (RPC) había tenido un crecimiento real promedio de más del 9% anual y que su ingreso per cápita se había cuadruplicado. El mismo estudio predecía que la economía china sería mayor que la de los Estados Unidos en unos 20 años (2017). Asimismo, mencionaba que este crecimiento había sido superior al de los “tigres asiáticos” —Hong Kong, Corea, Singapur y Taiwán— que, como grupo, había tenido una tasa de crecimiento promedio entre 7% y 8% en el mismo período. En ese sentido, la afirmación de Mackinder puede ser modificada para afirmar que “Quien controle Asía del Este … dominará el mundo”. Por eso es que no dejar que alguien controle el “pivote del mundo” sigue siendo uno de los principales paradigmas de la política internacional de los Estados Unidos, así como lo fue para los británicos a lo largo de varios siglos.

    Al igual que todas las potencias emergentes de la historia universal, un crecimiento económico sostenido viene eventualmente acompañado de un deseo por ejercer mayor influencia en el sistema internacional. Durante mi estadía en Ginebra fui testigo de este cambio de actitud de China. Cuando llegué a Ginebra en el 2002, los representantes de la RPC participaban casi siempre silenciosamente en todas las reuniones de los organismos internacionales con sede en la ciudad suiza. Cuando partí de Ginebra en el 2007, tomaban la palabra en todas las reuniones y hacían valer sus puntos de vista. Ejercían sus nuevamente adquiridos poderes político y económico y defendían sus intereses geopolíticos y geoeconómicos, enfrentándose a los Estados Unidos y los países europeos cuando lo consideraban necesario. El pivote del mundo estaba moviéndose nuevamente hacia al oriente.

    El partido Congreso Nacional Indio —que dominó la política de la India durante las primeras cinco décadas de independencia— ganó las elecciones de 1991 y su líder, Narasimha Rao, fue designado primer ministro. A partir de ese momento y a lo largo de dos décadas y los sucesivos gobiernos de Narasimha Rao, Inder Kumar Gujral, Atal Behari Vajpayee y Manmohan Singh, la India logró, a través de una paciente y compleja labor política y diplomática, establecerse como un actor importante en el sistema internacional. Sin embargo, a diferencia de China, no contaba con los medios económicos necesarios para proyectar su poder más allá de una limitada área geográfica. A partir del 2000 y debido a importantes reformas estructurales, la economía india ha logrado crecer a un ritmo promedio anual de 7%. A este ritmo, la economía india alcanzará eventualmente sus ambiciones políticas.

    A pesar de sus limitantes económicas, la India había logrado alcanzar un grado de seguridad importante en sus relaciones internacionales. Sus nexos con los Estados Unidos y la Unión Europea se fortalecían día a día, en parte debido a vínculos económicos cada vez más estrechos. La cooperación estratégica con China y Rusia, en el marco de los BRICS, le había permitido adquirir un estatus propio en el orden global de la posguerra fría. La tensión con Pakistán había disminuido. Pero las relaciones entre ambos gigantes asiáticos eran (y siguen siendo) desiguales; el poderío económico, militar y político de China es superior.

    En el 2014, el partido Bharatiya Janata (BJP) gana las elecciones generales en la India y desecha paulatinamente la estructura de seguridad construida por sus antecesores a lo largo de dos décadas, para reemplazarla por un alineamiento casi absoluto a la estrategia asiática de los Estados Unidos —o por lo menos de los Estados Unidos hasta Barack Obama. Las relaciones con China han vuelto a ser tensas. El 3 de marzo pasado, el Ministerio de Relaciones Exteriores chino advirtió a la India que no debe permitir que el Dalai Lama realice una visita de diez días al monasterio de Tawang, a partir del 4 de abril próximo. En dicha ocasión, el portavoz de dicho ministerio señaló que “China está gravemente preocupada por la información de que la India ha concedido permiso al Dalai Lama para visitar Arunachal Pradesh … Una invitación a visitar el mencionado territorio causaría graves daños a la paz y la estabilidad de la región fronteriza y a las relaciones China-India… Instamos a la India a cumplir con sus compromisos políticos y respetar el importante consenso alcanzado por las dos partes sobre la cuestión de los límites … (y) no proporcionar una plataforma a la camarilla del Dalai Lama y proteger el sólido y estable desarrollo de las relaciones sino-indias “.

    Cabe recordar que después de su independencia en 1947, la India no sólo heredó algunos territorios chinos ocupados por los británicos, sino empujó su frontera hacia el norte. En este aspecto, China tiene dos reivindicaciones territoriales principales. La primera está en el sector occidental del Tíbet, donde la India reclamó como suyas las áreas de Aksai Chin en 1959; son 33,000 kilómetros cuadrados que China considera como pertenecientes a la Región Autónoma Uygur de Xinjiang. La segunda está en el sector oriental, en un área designada por la India como Arunachal Pradesh, basando su reclamo en la Línea McMahon, ocupando 90,000 kilómetros cuadrados de un territorio que China considera como suyos. La Línea McMahon es una línea acordada por el Reino Unido y Tíbet como parte del Acuerdo de Simla de 1914. China rechaza este tratado, alegando que el gobierno tibetano no era soberano y, por lo tanto, no tenía la capacidad para suscribir acuerdos internacionales.

    En diplomacia, las palabras tienen un peso específico y son escogidas con sumo cuidado para transmitir un mensaje que va más allá de su sentido meramente gramatical. Por lo tanto, es necesario analizar las palabras del portavoz chino en el mensaje sobre la visita del Dalai Lama. Una grave preocupación no es un ultimátum, pero está a medio camino. Este concepto es reforzado por la advertencia de que su visita causaría “graves daños a la paz y la estabilidad de la región fronteriza”. “Grave” significa en este contexto “irreparable”. El uso por parte del portavoz de la frase “paz y estabilidad de la región fronteriza” también es una advertencia velada porque es el título exacto del acuerdo de 1993 firmado durante la visita a China del entonces primer ministro indio, Narasimha Rao, que constituye el cimiento de las relaciones sino-indias. En ese sentido, China ha enviado una advertencia: si la India insiste en permitir que el Dalai Lama visite Tawang, considerará que el espíritu del acuerdo de 1993 ha sido violado por la India.

    Sin embargo, el uso de la frase “información que India ha concedido” es conciliatorio, a pesar que Beijing sabe perfectamente que el primer ministro Narendra Modi aprobó la visita del Dalai Lama a Tawang el 27 de octubre del año pasado. La referencia del portavoz chino a la zona disputada como Arunachal Pradesh y “el territorio mencionado” —evitando cuidadosamente el término utilizado por la RPC hasta el 2009: “Tíbet del sur”— así como al “consenso importante sobre la cuestión fronteriza”, indican claramente que China preferiría limitar sus diferencias con la India a una zona específica del Himalaya. Bajo los reclamos históricos chinos, bien podría abarcar la totalidad de los 140,000 kilómetros cuadrados del territorio de Arunachal Pradesh.

    Lamentablemente, el Ministerio de Relaciones Exteriores indio no tuvo la oportunidad de responder a la apertura china. El Ministro del Interior de ese país, Kiren Rijiju, declaró que el Dalai Lama no sólo visitaría Tawang, sino que él, como budista practicante, lo recibiría personalmente. Al igual que la sentencia del Tribunal de La Haya sobre el Mar de China meridional, China ahora sólo tiene dos opciones: reafirmarse en lo dicho o retroceder.

    ¿Qué hará la República Popular China?

    Para la mayoría de políticos indios, el actual pronunciamiento chino no es más que una objeción “pro-forma”, similar a la que hace cada vez que un presidente o primer ministro indio visita Arunachal Pradesh o el Dalai Lama se reúne con uno de ellos. La lógica de esta argumentación es que China desea mantener abierta la cuestión fronteriza hasta lograr un acuerdo formal.

    Esta lógica se basa en lo sucedido en el 2009, cuando una solicitud del Dalai Lama para visitar Tawang a fin de inaugurar un hospital había provocado una serie de objeciones por parte de Beijing, y las consecuentes afirmaciones de soberanía de Nueva Delhi. Rápidamente, el episodio se convirtió en una guerra de palabras, transformando la inminente visita del Dalai Lama en una disputa internacional. Un nuevo conflicto en el Himalaya parecía inminente, pero el entonces primer ministro chino, Wen Jiabao, hizo algo sin precedentes y pidió reunirse con su homólogo indio, Manmohan Singh, en el marco de APEC en Hua Hin (Tailandia) a fin de resolver el asunto de manera pacífica.

    Las revelaciones posteriores señalaron que el principal objetivo de los chinos era que la disputa fronteriza, un legado de la historia colonial, tuviese una muerte natural cuando las relaciones entre ambos países se profundizasen. Por lo tanto, los indios aceptaron que la mejor manera de resolver el conflicto era mantener a todos los medios internacionales e indios fuera de Tawang, transformando así la visita del Dalai Lama en un acto estrictamente privado, llevado a cabo en su capacidad de líder religioso. Dejaba de tener un significado político.

    La situación actual es muy diferente. En los últimos 26 meses, el primer ministro indio, Narendra Modi, ha abandonado la “política de equidistancia” de sus cuatro antecesores, convirtiendo a la India en un aliado militar y diplomático de los Estados Unidos. Para China, esto ha transformado a la India en un adversario, en vez de un país con ideas afines y opuesto al intento de los Estados Unidos de crear un mundo unipolar post-guerra fría.

    Este cambio de rumbo indio fue repentino y tuvo lugar poco tiempo después de la visita de Estado del presidente Xi Jinping a la India, en septiembre del 2014. Una primera manifestación fue el remplazo del ministro de Relaciones Exteriores, Sujata Singh, por Subrahmanyam Jaishankar, luego de la visita del primer ministro Modi a Washington. En enero del 2015, el entonces presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, visitó la India y suscribió la “Visión estratégica conjunta de los Estados Unidos y la India para el Asia-Pacífico y la región del Océano Índico”, cuya única cláusula operativa estaba diseñada para contrarrestar la afirmación de hegemonía china en el Mar de China meridional.

    Esto no impidió que el gobierno chino reciba a Modi durante su visita de Estado en mayo del 2015. Desde entonces, la relación se ha complicado: el gobierno de Modi ha suscrito tres acuerdos de cooperación militar con los Estados Unidos. Para efectos prácticos, la India es ahora un aliado de los Estados Unidos. Modi emitió una segunda declaración conjunta con Obama en junio del 2016 afirmando la intención de la India de elaborar “un plan para implementar la visión estratégica conjunta que servirá de guía para la cooperación bilateral en los próximos años”.

    La intensidad de la respuesta china ha sido progresiva. En primer lugar, China ignoró las objeciones de la India a la construcción de un corredor hacia Gwadar a través de Gilgit y le advirtió que no intente impedirlo. Tampoco ha permitido que la India ingrese al Grupo de Proveedores Nucleares, así como ha rechazado cualquier intento del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para declarar a Masood Azhar y Hafez Sayeed como terroristas internacionales. Ha incrementado la frecuencia de sus incursiones submarinas en la Bahía de Bengala, así como ha enviado deliberadamente su mejor submarino nuclear a visitar Karachi, Pakistán. Cuando los países BRICS se reunieron en Goa en octubre del 2016, su declaración de Delhi de 2012, que sentó las bases para la cooperación estratégica entre China, Rusia e India, había sido vaciada de todo contenido.

    Para China, la relación con Pakistán cumple diversos objetivos estratégicos. En primer lugar, logra mantener feliz a su aliado, Pakistán, cuyas buenas relaciones con los países de Asia Central son útiles para China. La iniciativa de la Nueva ruta de la seda y el corredor que China desea construir para unirla con los países de Asia Central necesita el apoyo de Pakistán para contrarrestar el eje India-Afganistán. Asimismo, obtiene el apoyo de Pakistán en agrupaciones como el Movimiento No Alineado, al que no pertenece la RPC, y la Organización para la Cooperación Islámica (OCI); por ejemplo, Pakistán ha apoyado a China en la OCI con respecto a la comunidad musulmana Uyghur en el oeste de China. En segundo lugar, el apoyo chino a Pakistán permite mantener vivo el conflicto en el Kashmir y por lo tanto distraer a la India; un eventual acuerdo entre ambos permitiría fortalecer la posición de la India frente a la RPC. China también está aprovechando las complicadas relaciones entre la India y Nepal para distraer al gobierno de Modi. Todos estos eventos le permiten a China mostrar a la India el costo de sus relaciones más estrechas con los Estados Unidos, cuya “política de pivote hacia el Asia” pretende marginar a la RPC en el Sudeste Asiático. Esto también explica la presión que China viene ejerciendo últimamente sobre los países de la ASEAN.

    Si no fuese por las acciones tomadas por el gobierno indio en el último año, hubiese sido posible imaginar que India y China mantengan algo parecido a la paz helada de los años posteriores al conflicto de 1962. Sin embargo, la secuencia de acciones que el gobierno indio viene tomando en Arunachal Pradesh desde abril de 2016 son cada vez más difíciles de ignorar por parte de China. ¿Será que el establecimiento de la Pax Sínica implica un nuevo conflicto en el Himalaya?

    http://semanaeconomica.com/haciaasia/2017/03/27/el-dragon-y-el-elefante-...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    China encuentra miles de empresas que incumplen normas ambientales

    Más de 3.000 empresas chinas, algunas de ellas públicas, incumplían las normas de contaminación del aire durante una inspección a gran escala en el centro-norte del país, anunció hoy el Ministerio de Medio Ambiente.

    La inspección fue realizada entre los meses de febrero y marzo en 18 ciudades de seis provincias y municipalidades del centro y norte (Pekín, Tianjin, Shandong, Hebei, Shanxi y Henan), por equipos formados por 260 inspectores, indicó el Ministerio en un comunicado.

    La investigación reveló que 3.119 empresas tenían algún tipo de problemas, desde el uso de equipos primitivos hasta la falta de planes adecuados para prevenir las emisiones, pasando por la indolencia en el paso a nuevas tecnologías.

    Por ejemplo, muchas zonas de las ciudades inspeccionadas en varias provincias carecían de sistemas viables para reducir o suspender la producción industrial en días de contaminación grave.

    Una industria de Chinalco (la empresa estatal que es la mayor productora mundial de aluminio) había incrementado su uso de carbón en días altamente contaminados, a pesar de que debía reducir sus emisiones. Otras compañías estatales fueron sorprendidas en la misma situación.

    Otro caso ocurrió en la ciudad de Shijiazhuang (Hebei, de casi once millones de habitantes), donde varias industrias de pequeño tamaño operaban sin ningún tipo de sistema de control de la contaminación, por lo que enviaban directamente a la atmósfera humos negros, citó el organismo en su informe.

    Una zona de desarrollo económico en la ciudad de Tangshan (Hebei) había hecho un "corta y pega" de los planes anticontaminación de otras regiones, sin ni siquiera cambiar los nombres de los documentos originales.

    Las ciudades chinas, sobre todo en el este y norte del país, sufren graves problemas de contaminación debido al fuerte desarrollo industrial sin freno de las últimas décadas, aunque las autoridades intentan controlar la situación en los últimos años ante el malestar social. EFE

    http://www.wradio.com.co/noticias/economia/china-encuentra-miles-de-empr...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Áreas Temáticas: 

    Muebles chinos inundan el país

    En los últimos cinco años, Bolivia importó un promedio de 2,1 millones de dólares anuales sólo en muebles de madera de tipo melamina desde China, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).  

    Esta importación se tradujo en la reducción de la producción nacional de muebles hasta en un 50 por ciento, afectando a los más de 50 mil carpinteros que existen en Bolivia.

    Según los datos del IBCE, entre los años 2013 y 2016, Bolivia importó un volumen de 2.172.025 kilogramos de muebles de melamina en promedio, destinados para uso en oficinas, cocinas y dormitorios. Los muebles de este material representan el 50 por ciento de la totalidad de muebles que ingresan del país asiático. Sólo en 2016, se importó un valor de 4,3 millones de dólares en muebles chinos en general.

    Ante esa situación, el Gobierno aprobó un paquete de cinco decretos, tres resoluciones, un convenio y una directriz técnica para frenar la presencia de esa mercadería. El Decreto 2912 crea el Programa Nacional de Forestación y Reforestación; el 2914, el Programa de Monitoreo y Control de Deforestación y Degradación de Bosques; el 2913, el fideicomiso para créditos; el 2915, el Programa de Centros Productivos en Madera, y el 2916 aprueba el estatuto del Desarrollo Forestal.

    Estas normas lograron una reducción de la importación de muebles chinos de un 21,8 por ciento, sin embargo, los carpinteros señalan que esas cifras no se reflejan en el mercado interno.

    El presidente de la Confederación Nacional de Carpinteros Ebanistas y Artesanos de Bolivia (Conceabol), Moisés Gutiérrez, indicó que su sector le pidió al Ministerio de Medio Ambiente y Agua cerrar la frontera y prohibir el ingreso de muebles de madera, pero la respuesta fue negativa. “Entonces prefieren que nosotros nos muramos de hambre”, agregó.

    La producción nacional no puede competir con los muebles importados por la diferencia de precios. Gutiérrez indicó que los muebles chinos ingresan con costos inferiores hasta en un 50 por ciento en relación a los muebles bolivianos.

    Por su parte, el presidente de la Cámara Boliviana Forestal (CBF), Pedro Colanzi, manifestó que la crisis de este sector se evidencia en la caída de las exportaciones y el incremento de las importaciones, una situación contraria a lo que históricamente ocurría en el país.

    Respecto al fideicomiso, añadió que, hasta la fecha, no se concretó ningún desembolso por problemas en la normativa, lo que mantiene a este sector estancado en la crisis hace seis años y con una balanza comercial negativa en los últimos tres años.

    El director nacional de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), Rolf Köhler, informó que la reglamentación de la norma que posibilita la otorgación de créditos para el sector forestal, se encuentra en la última etapa. Estos fondos serán entregados con garantías no convencionales, es decir, que los productores forestales no tendrán necesidad de hipotecar sus bienes.

     

    MUEBLES QUE INGRESAN POR BRASIL AL MERCADO INTERNO

    En 2016, Bolivia importó 18,2 millones de bolivianos en muebles de Brasil frente a los 25 millones de bolivianos que se reportó en 2015. Los muebles que se importan de ese país son utilizados para habitaciones, cocinas, armazones tapizados con madera; los demás son muebles de otros materiales y asientos de mimbre o materiales similares.

    Según el presidente de la Confederación Nacional de Carpinteros Ebanistas y Artesanos de Bolivia (Conceabol), Moisés Gutiérrez, muchos de los muebles de China ingresan por Brasil, ya sea de forma legal o de contrabando.  

    Manifestó su preocupación por la crisis del sector forestal y por la negativa de las autoridades nacionales de incluir a los productores de muebles en proyectos públicos.

    Ante esta situación, reclamó porque no existe una normativa que incluya y beneficie a este sector, por lo que pide una reunión con el ministro de Medio Ambiente y Agua, Carlos Ortuño, y con el director nacional de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), Rolf Köhler.

     

    OPINIONES

    Rolf Köhler, director de la ABT

    “Desregulamos la ‘sobrenormativa’”

    En la actual gestión estamos desregulando un poco esta sobrenormativa que le cayó encima al sector forestal, de manera que podamos agilizar los planes de manejo y podamos nosotros ayudar a los usuarios del bosque para que les vaya bien económicamente.

    Si a los usuarios les va mal, le va a ir peor al bosque, entonces debemos ser proactivos y disminuir esa acción policíaca con la que se ha manejado el sector forestal en los últimos años. La ABT ha pasado de ser un controlador y fiscalizador.

    Pedro Colanz, presidente de la Cámara Boliviana Forestal

    “Bolivia es importador de madera”

    Por tercer año consecutivo, en el sector forestal las exportaciones han sido menores que las importaciones.

    Bolivia, de un país exportador de madera, se ha convertido en un país importador de madera, entonces queremos revertir y confiamos que el 2017 sea un punto de inflexión para esto.

    Todavía la normativa no está muy clara y no se ha podido acceder a esos fondos, pero estamos trabajando con los ministerios para que esto se haga realidad.

    http://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20170403/muebles-chinos-in...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Cinco muertos por explosión en compañía petrolera de China

    Cinco personas murieron y otras tres resultaron heridas en un incendio provocado por una explosión ocurrida en la noche de este domingo en un almacén de una fábrica en la provincia oriental china de Anhui.

    La explosión se produjo hacia las 17H20 del domingo, aproximadamente, en la compañía petrolera Wanhua, en la ciudad de Anqing, según las autoridades de comunicación del municipio.

    El incendio fue extinguido tres horas después. Los rescatistas lograron salvar las vidas de tres personas pero otras cinco, atrapadas en el lugar siniestrado, fueron halladas muertas a primeras horas de la mañana de este lunes.

    Entre los tres rescatados, dos siguen hospitalizados y el tercero ha sido dado de alta con heridas leves.

    Los controles de polución del aire no revelaron altos niveles tras el incendio, a pesar de la gran humareda que provocó, aunque sí se han tomado medidas para paliar la contaminación del agua causada por el incidente, según fuentes gubernamentales.

    Se están investigando las causas del estallido.

    http://www.telesurtv.net/news/Cinco-muertos-por-explosion-en-compania-pe...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Déficit comercial de América Latina con China alcanza los US$ 22 mil millones en 2016

    Durante el 2016, la cadena de valor del acero de América Latina -que incluye materias primas, aceros laminados y comercio indirecto- registró un déficit comercial con China de US$ 21.652 millones, disminuyendo 30% su brecha en comparación con el año anterior. (Ver Cuadro 1). Esto se debe principalmente a la disminución de las exportaciones de productos siderúrgicos provenientes de China. 

    Estas cifras forman parte del Anuario de Comercio Exterior China-América Latina 2014-2016, publicado por la Asociación Latinoamericana del Acero esta semana. 

    Materias Primas

    Los precios de las materias primas siderúrgicas (mineral de hierro, carbón, chatarra, entre otras) vieron en 2016 un incremento en sus precios de venta, con respecto a los bajos valores de 2015. A pesar de esto, China recibió un volumen 9% superior (1.208 millones de toneladas (Mt)), con respecto a 2015 (1.110 Mt). Desde América Latina, China recibió 242 Mt, un 12% más que en 2015. 

    El principal insumo importado por China desde América Latina fue el mineral de hierro; se enviaron 242 millones de toneladas, un 12% más que en 2015. El 89% de estas exportaciones se originó en Brasil.

    Los envíos de materias primas de China hacia la región, por su parte, disminuyeron 36% en volumen (1,1 Mt) y 35% en valor en dólares (US$ 274 millones) vs 2015. El coque fue el principal insumo siderúrgico enviado por China a la región, que recibió 1,0 Mt del mismo (37% menos que en 2015). 

    Aceros Laminados y Derivados

    Las exportaciones totales de acero chino hacia América Latina, que incluye los productos laminados (aceros largos, planos y tubos sin costura) y los derivados (alambre y tubos con costura), alcanzaron 7,6 Mt, 19% menos que en 2015. 

    Paralelamente, la región exportó hacia China sólo 9 mil toneladas de acero laminado y derivado, una cifra marcadamente inferior al flujo entrante a la región y que además fue 40% menor a la alcanzada en 2015 (15 mil toneladas). 

    Los principales destinos del acero laminado y productos derivados desde China hacia América Latina fueron Centroamérica, que recibió 1,8 millones de toneladas (24% del total regional), Chile (1,3 millones de toneladas, 17%) y Perú (989 mil toneladas, 13%). Mientras que Brasil fue el cuarto destino de estos aceros en la región con 889 mil toneladas, seguido de Colombia con 622 mil toneladas y México 586 mil toneladas. 

    Los productos planos concentraron el 51% del total de acero laminado y derivado ingresados desde China a América Latina (3,4 Mt), aunque disminuyeron 15% versus 2015 (4,6 Mt Los productos largos recibidos desde China alcanzaron un volumen de 2,6 Mt, 35% del total y 22% menos que en 2015 (3,4 Mt). Los tubos sin costura alcanzaron los 311 mil tons, mientras que los productos derivados recibidos por la región alcanzaron los 802 mil tons, 11% del total. (Ver Gráfico 01).

    Por su volumen, los productos planos más representativos llegados desde China en 2016 fueron: Hojas y Bobinas de otros Aceros Aleados (1,2 Mt) y Cincadas en Caliente (943 mil toneladas). En el caso de los productos largos destacan las Barras con 1,4 Mt y Alambrón con 938 mil toneladas.

    Productos con alto contenido de acero (Comercio Indirecto)

    En 2016, el déficit comercial en dólares de América Latina ante China en lo que respecta a productos con alto contenido de acero disminuyó 19% con respecto a 2015, registrando un total de US$ 31.949 millones. El volumen de acero contenido ingresado desde el gigante asiático cayó 8% frente al año anterior, mientras que el valor en dólares de estas importaciones disminuyó 15%. 

    Las exportaciones chinas hacia América Latina de productos comprendidos dentro del comercio indirecto de acero alcanzaron los 5,5 Mt en 2016. En sentido contrario, las importaciones chinas desde la región alcanzaron apenas 64 mil toneladas de contenido de acero, 17% menos que en 2015. 

    Entre los productos que llegaron a la región, los autos y vehículos comerciales aportaron 855 mil toneladas, alcanzando la participación más significativa en términos de dólares ($6.112 millones), 17% del total. La segunda categoría más relevante (en términos de valor en dólares) fue Máquinas de Oficina de la que América Latina recibió 47 mil toneladas desde China a un valor de $5.212 millones. Siguieron las Máquinas y Equipos con un valor de $4.456 millones.

    Conclusiones

    Si bien América Latina sigue registrando un superávit en el comercio de materias primas siderúrgicas con China, este no es suficiente para compensar el déficit en productos laminados y del comercio indirecto. Este comercio disminuyó con respecto a 2015, rompiendo la tendencia alcista de los últimos años. La región necesita incrementar su capacidad para fabricar y exportar productos de mayor valor agregado para así disminuir las brechas que existen con las principales economías del mundo. 

    El “Anuario de Comercio Exterior China-América Latina 2014-2016” elaborado por Alacero, abarca todas las cifras de la cadena de valor del acero regional por país (materias primas, acero laminado, productos manufacturados y comercio indirecto) y se encuentra se encuentra a la venta, solicitándolo a través de comunicaciones@alacero.org. También está disponible en forma gratuita para los socios de Alacero a través de Extranet. 

    Glosario

    Materias primas: Se refiere a los productos relacionados en el proceso siderúrgico. Estos son mineral de hierro, carbón, coque, revestimientos, refractarios, otros refractarios, níquel, zinc, estaño, manganeso y electrodos.

    Productos laminados: Se refiere al acero incluido en alguno de estos 3 grupos. Productos largos (acero para concreto, barras, alambrón, perfiles, rieles); Aceros planos (hojas y bobinas laminadas, recubiertas, prepintadas, acero inoxidable, hojalata, cincados, cromados); Tubos sin costura.

    Productos derivados: Se considera a los productos que provienen de los aceros laminados (siendo alambre y tubos con costura los más significativos).

    Productos manufacturados en acero: Conocido también como capítulo 73 (código arancelario), incluye productos de acero de mayor elaboración y valor agregado.

    Comercio indirecto: Se definen como pertenecientes al “comercio indirecto” aquellos bienes manufacturados con alto contenido de acero  como por ejemplo muebles metálicos, vehículos comerciales, maquinarias, etc.

    Acerca de Alacero

    Alacero –Asociación Latinoamericana del Acero– es la entidad civil sin fines de lucro que reúne a la cadena de valor del acero de América Latina para fomentar los valores de integración regional, innovación tecnológica, excelencia en recursos humanos, seguridad en el trabajo, responsabilidad empresarial y sustentabilidad socio-ambiental. Fundada en 1959, está integrada por 49 empresas de 12 países de América Latina, cuya producción es cercana a las 70 millones de toneladas anuales. Alacero está reconocida como Organismo Consultor Especial por las Naciones Unidas, y como Organismo Internacional No Gubernamental por parte del Gobierno de la República de Chile, país sede de Alacero.
    http://www.alacero.org/es/page/prensa/noticias/deficit-comercial-de-amer...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Áreas Temáticas: 

    Gestionan exportar carne a China por $us 60 millones

    El Gobierno agiliza las negociaciones con mercados asiáticos para exportar 15.000 toneladas de carne excedente para 2017, lo que representaría un ingreso de 60 millones de dólares, informó el presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), José Luis Vaca.

    En abril llegará una comisión de China para analizar qué productos son potencialmente exportables.

    José Luis Vaca informó que en la reunión sostenida el pasado martes con el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, se le planteó la oportunidad que significa para Bolivia el hecho de que países como China y Chile frenaran la importación de carne de Brasil.

    “Brasil está dejando unos nichos bastante grandes en los mercados, aunque seguramente dentro de poco los irán restableciendo, pero nosotros queremos también aprovechar ese momento ideal para poder posicionar nuestro producto porque la calidad de la carne boliviana está totalmente garantizada”, explicó.

    Además, aseguró que para lograr vender carne a China se necesita que el Estado realicé los trámites con el Gobierno de China, a través de la Cancillería, para obtener un certificado de exportación. Además, el dirigente de los ganaderos considera que las buenas relaciones bilaterales entre ambos países pueden facilitar la negociación.

    Agregó que la exportación de estas 15.000 toneladas representará un importante despegue para el sector ganadero, el cual adquirió un mayor estatus con la exportación de material genético a Brasil. “Estamos exportando semen, células para clonación y se vienen los embriones, y queremos respaldar todo ese desarrollo con la exportación de carne en volúmenes mucho más significativos para que eso sea un estímulo para los productores para seguir invirtiendo”, agregó.

    Vaca informó que, la próxima semana, llegará al país una delegación china para reunirse con autoridades de Gobierno para analizar la exportación de productos como soya, quinua y café; sin embargo, en la reunión que sostuvieron los dirigentes ganaderos con Cocarico solicitaron incluir la carne en los temas de discusión.

    El comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, viajará el lunes a Brasil para reunirse con el ministro brasileño de Agricultura, Blairo Maggin, para abordar el escándalo de la carne, anunció ayer el ejecutivo.

    En tanto, Brasil pidió, el miércoles ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), evitar restricciones “arbitrarias” contra sus exportaciones de carne, que podrían ocasionar hasta 1.500 millones de dólares de pérdidas a la potencia agroganadera latinoamericana. Varios países frenaron el ingreso de productos cárnicos de Brasil.

    http://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20170323/gestionan-exporta...

    Categorías: 

    Tipo de registro: 

    Páginas

     

    Teléfonos

    Llámenos al (591-2) 2799848, (591-2) 2791075, (591-2) 2794740
    Escríbanos a info@plataformaenergetica.org

     

    Síguenos en

     

    Suscripciones

    Para recibir nuestros Boletines Electrónicos con noticias, documentos y más haga clic en el ícono.

    Zircon - This is a contributing Drupal Theme
    Design by WeebPal.