Construir la franja y la ruta para crear un futuro mejor (CAMBIO)

LIANG YU (CAMBIO) 2018-04-18

A fines de abril se celebrará el segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional en Beijing, al cual asistirán cerca de 40 líderes extranjeros y miles de representantes de más de 100 países. Los representantes de distintos países intercambiarán opiniones sobre el tema de “Construir la Franja y la Ruta para crear un futuro mejor”, con el objetivo de impulsar la profundización e implementación de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta hacia una dirección de calidad más alta, de estándar más elevado y de nivel superior.  

 
Desde que el presidente Xi Jinping propuso la iniciativa de la Franja y la Ruta en 2013, 124 países y 29 organizaciones internacionales firmaron el documento de cooperación de la Franja y la Ruta con China. Los conceptos y propuestas pertinentes de cooperación se han incorporado en documentos definitivos de destacados mecanismos internacionales, como de las Naciones Unidas, del G20, del APEC y de la Organización de Cooperación de Shanghái. 

Se han sumado más de 5 billones de dólares al volumen comercial de mercancías circulado entre China y los países en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, y China ha invertido más de $us 80 mil millones en países pertinentes, lo que ha disminuido los costos del comercio mundial entre 1,1% y 2,2%, ha creado más de 200 mil empleos, y ha elevado el crecimiento económico global en al menos 0,1%. 

Por otro lado, en los últimos seis años, la Franja y la Ruta empezó desde cero para llegar a tener frutos destacados, que permiten explorar nuevas direcciones para la cooperación internacional, dando nuevos impulsos al crecimiento económico mundial, construir nuevas plataformas para el desarrollo de las relaciones entre los países y brindar nueva confianza, nuevo espacio, nuevas oportunidades para el desarrollo del mundo. En ese sentido, la Iniciativa de la Franja y la Ruta se está convirtiendo en el producto público más acogido en todas partes del mundo hoy en día.

Bajo el contexto de la sublevación del proteccionismo y el unilateralismo, la Iniciativa de la Franja y la Ruta se adhiere al principio de deliberación en común, construcción conjunta y propone el concepto de la coordinación de las políticas, la conexión de las infraestructuras, la fluidez en el comercio, la integración financiera y la comprensión mutua entre los pueblos, reflejando la profunda connotación de los esfuerzos de China para construir una comunidad de destino de la humanidad y construir un nuevo tipo de relaciones internacionales, abandonando el obsoleto pensamiento de “juego de suma cero” y “los ganadores se llevan todo”.  Es así que China promueve la Franja y la Ruta sin pensar en los juegos geopolíticos triviales, sin intentar establecer pequeños círculos exclusivos, sin imponer su voluntad a otros en los negocios. Todo lo contrario, se dedica a fortalecer la conectividad entre los países para promover el consenso común, la profundización de cooperaciones y el desarrollo compartido, procurando que la globalización económica avance hacia una dirección marcada por la justicia racional y la inclusión de alcance general, que han sido ampliamente reconocidos y apoyados por la comunidad internacional. 

La Franja y la Ruta proviene de China, pero pertenece al mundo, por eso China está dispuesta a trabajar con todas las partes para fortalecer el acoplamiento de estrategias de desarrollo y la interconexión, en respuesta a los desafíos globales, en promoción al crecimiento económico mundial para materializar una prosperidad común.

Durante la visita del presidente Morales a China en 2018, se firmó el Memorando de Entendimiento sobre la Cooperación en el Marco de la Franja y la Ruta entre China y Bolivia, el cual marca la entrada de la iniciativa de la Franja y la Ruta a Bolivia e indica el alto nivel de cooperación entre ambos países bajo dicha iniciativa en toda América Latina. 

En la actualidad, se están elevando el nivel y la profundidad de la cooperación pragmática en varios terrenos entre China y Bolivia. Es decir que las empresas chinas están implementando grandes proyectos en áreas como infraestructura, seguridad ciudadana, metalurgia, industrialización del litio y energía hidroeléctrica. Asimismo, productos agrícolas típicos de Bolivia como café, quinua y soya ingresaron al mercado chino. En efecto, ambas partes se están esforzando por firmar el acuerdo para exportar carne boliviana a China. 

Situada en el centro de Sudamérica, Bolivia cuenta con abundantes recursos naturales y un enorme potencial de desarrollo, es por esto que China y Bolivia deben trabajar juntas en el camino hacia la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, profundizando a mayor medida las cooperaciones de beneficio mutuo e inyectando nuevas fuerzas motrices al desarrollo socio-económico de Bolivia, con motivo de forjarla en el verdadero centro económico de Sudamérica.

Últimamente, algunas potencias han acusado a China de crear una “trampa de deuda” al implementar la Franja y la Ruta, lo cual no tiene fundamentos. De hecho, las deudas externas de cada país tienen sus propios orígenes, tanto históricos como para el desarrollo. La iniciativa de la Franja y la Ruta, que ha sido en disposición por menos de seis años, no debe asumir la responsabilidad para las deudas históricas de algunos países. La gran mayoría del financiamiento chino se ofrece a tasas inferiores a las del mercado. En lugar de causar crisis para los países que participan en la construcción conjunta de la Franja y la Ruta, esta iniciativa ha ayudado a muchos países a salir del “apuro del desarrollo”. 

Al promover la construcción de la Franja y la Ruta, China no ha atado ninguna condición política, no interfiere en los asuntos internos de otros países y respeta plenamente su derecho a elegir su propio camino de desarrollo. De tal forma, China cooperará con Bolivia de manera responsable, prevendrá activamente los riesgos de la deuda, mejorará continuamente la capacidad de desarrollo independiente y sostenible de Bolivia, para fomentar el desarrollo integral, socio-económico y la mejora del nivel de vida popular.

La primavera no consiste en el florecimiento de una sola rosa; de modo similar, la Franja y la Ruta es exactamente una iniciativa que se dedica al brindar florecimiento a todas partes, compartiendo las oportunidades de desarrollo con todos los pueblos del mundo. 

En suma, esperamos que el Segundo Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional consiga mayores frutos de importancia, elevando las cooperaciones de la Franja y la Ruta a un nuevo nivel más alto, brindando mayores beneficios concretos y oportunidades de desarrollo para todos los países en el mundo, incluida Bolivia. 

LEA LA NOTA EN: http://www.cambio.bo/?q=node/64526

Tipo de registro