Gobierno asegura que desde 2021 se exportarán baterías de litio (EL DÍA)

PALABRAS CLAVE: INDUSTRIALIZACIÓN DEL LITIO -  EXPORTACIÓN DE BATERÍAS DE LITIO -  MERCADO EUROPEO - EMPRESA ALEMANA ACI SYSTEMS - ALIANZA ESTRATÉGICA - PLANTA  INDUSTRIAL DE CARBONATO DE LITIO -EMPRESA CHINA MAISON ENGINEERING  

ISMAEL LUNA ACEVEDO (EL DÍA) 2018-06-04

La adjudicación a la empresa alemana, según Alberto Echazú, viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, permitirá que hasta el 2030 el 90% de los vehículos oficiales del país sea eléctrico.

Mientras la crítica apunta que Bolivia en  su política de industrializar el litio sigue rezagada; el Gobierno anticipa que hasta el 2021, el país estará exportando baterías de litio gracias a la alianza estratégica entre el Estado boliviano con una empresa alemana para la instalación de la industria, la fabricación del producto y la garantía de un mercado seguro: Europa. 

En contacto con El Día, Luis Alberto Echazú, viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, señaló que necesariamente hay que solapar fechas en términos de que la propuesta de la empresa alemana, ACI Systems, estima 24 meses para planta de hidróxido de litio, 18 meses para la producción de materiales catódicos y otros 18 meses para planta de baterías. 

"Aquí no hay que hacer una sumatoria total. Se desarrollará al mismo tiempo las citadas plantas. Yo calculo de manera gruesa que a partir de 2021 se estaría exportando todo concerniente a las baterías de litio. Más antes es imposible, dado que necesariamente tomará un tiempo mínimo de tres años", precisó la máxima autoridad del sector.

Asimismo, Echazú enfatizó que la calidad del producto exportable, una vez concretada la cadena de industrialización,  será desde el principio las baterías de litio, cuyo mercado asegurado será Europa, precisó.

Una apuesta estratégica. La decisión del Gobierno nacional, tanto para expertos y los medios alemanes, no dejó de sorprender. En proceso de licitación para industrializar el litio, ACI Systems se impuso ante otros siete postulantes que provenían de China con cinco empresas, Rusia y Canadá. 

Según el portal de Deutsche Welle de Alemania, la firma del estado federado de Baden-Württemberg será la encargada de levantar la futura planta de fabricación de baterías de litio en el salar de Uyuni, lugar donde se concentra la mayor reserva mundial de este preciado mineral. "Este es un acuerdo único en el proceso histórico entre Bolivia y Alemania y también desde el punto de vista de Alemania con los países del tercer mundo”, aseguró el pasado 5 de mayo a DW, Germán Muruchi Poma, investigador boliviano de Ayni, asociación con sede en Leipzig que se dedica a la investigación y discusión sobre aspectos sociales y de derechos.

A su vez, Hubertus Bardt, director gerente y jefe del Departamento de Investigaciones de IW-Köln (un instituto de investigaciones económicas con sede en Colonia), en contacto con DW, destacó que la industria automotriz es importante para Alemania, para la cual el litio es una materia prima fundamental, además de la fortaleza tecnológica que poseen para aportar. 

Por su parte, el embajador alemán en Bolivia, Matthias Sonn, ha calificado el proyecto de "interés estratégico” para ambas partes.

Negocio promisorio.  El viceministro de Altas Tecnología Energéticas fundamentó las razones del acuerdo estratégico Bolivia- Alemania al resaltar que fue una decisión totalmente visible. "Toda la cadena de industrialización, la instalación de las plantas, la mayoría accionaria será en favor de Bolivia. Obviamente todo esto viene con un mercado asegurado en Europa, cuya electromovilidad que ya se desarrolla en Alemania demandará litio, por lo que asegura mercado", precisó. 

Por su parte, Carlos Montenegro, gerente general de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), admitió que la tecnología, el tipo de baterías y la rentabilidad del proyecto inclinaron la balanza a favor de la transnacional alemana.

Asimismo, Echazú señaló que en la perspectiva país, con la producción de baterías de litio en el mercado interno, al 2030 se apuesta concretar la migración del parque automotor a la "electromovilidad", (vehículos eléctricos) con un 100% en los automóviles oficiales y un 40% del sector privado.

"El mercado es enorme, está creciendo a tasas muy elevadas. China ya cuenta con un millón de vehículos eléctricos en este momento, lo mismo que en la India. Nuestra apuesta es que al 2030 todo el parque automotor oficial sea eléctrico y un 40% en el sector privado", enfatizó el viceministro Echazú.

En términos de inversión. El viceministerio de Altas Tecnologías Alternativas, señaló que de la inversión de $us 1.328 millones, prevista para la instalación de las plantas para la fábrica de baterías de litio, el 51% corresponde a Bolivia y el 49% a la empresa alemana ACI Systems. "Ya Bolivia en estos años ha invertido alrededor de 500 millones de dólares. Nosotros nomás, además de la instalación de las plantas y otros aspectos más invertiremos alrededor de 900 millones de dólares", argumentó.

En ese ámbito remarcó que en total la inversión al 2021 superará más de $u 2.000 millones, englobando todo el proceso de industrialización que significaría hasta entonces al menos más de 15 años de desarrollo y concreción de objetivos.

Dicha inversión de $us 1.328 millones será destinada a  la construcción de cuatro plantas a escala industrial que permitirán la elaboración de diferentes subproductos de toda la cadena del valor: una planta de Hidróxido de Litio, otra de Materiales Catódicos, una tercera de Baterías de Litio y la última de Hidróxido de Magnesio. 
El propósito de esta alianza estratégica con la empresa alemana, según Carlos Montenegro, gerente general de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), es darle valor agregado a la materia prima, lo que a partir del 2021 le estaría reportando al país una ganancia bruta de $us 1.100 millones de dólares como mínimo.

Además, tanto la gerencia y el viceministerio, aseguraron que Bolivia da pasos aventajados con relación a Chile y Argentina, cuya explotación primero está en manos de las transnacionales, pero exportando solo materia prima. En cambio, Bolivia ha desarrollado toda la “cadena del valor” tanto en fase piloto y ahora en proceso de industrialización a escala mayor.

La corporación mixta. YLB, estatal creada por una ley de abril de 2017, con el propósito de ponerle marco institucional y empresarial a la alianza estratégica con la firma alemana, está ahora en proceso de constituir una corporación y crear filiales para producir baterías de litio.

En contacto con medios periodísticos de La Paz, el viceministro Echazú informó el pasado martes que se trabaja en los últimos detalles del decreto supremo que convertirá a YLB en una Corporación, que permitirá consolidar la sociedad con la alemana ACI System para crear una empresa mixta pública privada e industrializar el litio del Salar de Uyuni, Potosí.

"Tenemos que hacer el decreto, estamos preparando la documentación para el decreto de organización de la Corporación de YLB y la organización de la empresa mixta público privada", dijo a los periodistas.

El hecho estriba, según explicó la autoridad, en que la actual empresa estatal, YLB, no puede tener sociedades con empresas extranjeras, por lo que se debe convertir en Corporación para que consolide la sociedad con la alemana ACI System.

"El proyecto es de largo aliento, son inversiones significativas que permitirán rentabilidades altas no solo para las generaciones actuales, sino de aquí al menos de 40 años", remarcó la autoridad del sector.

Lo que aún no se precisa es lo que vaya a resultar en términos de producción, comercialización y rentabilidad, cómo se va a redistribuir las ganancias entre la corporación boliviana y la firma alemana. Además, aún sigue pendiente la certificación de reservas, el mismo se hará hasta fin de año, solo de un 5%  del salar de Uyuni,, cuyos resultados serán sostenibles para al menos 80 años posteriores.

La planta de carbonato de litio en manos chinas

Inicio. Hace diez días, el gerente de la empresa estatal Yacimientos del Litio Bolivianos (YLB), Juan Carlos Montenegro, informó que se prevé que la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio en el Salar de Uyuni, comience en este mes de junio, a cargo del consorcio liderado por la empresa china Maison Engineering, aunque todavía no se firmó el contrato, por lo que se calcula concluir esos trámites en menos un mes.

"Si bien ha sido adjudicada la empresa, (aún) estamos en la confección del contrato; entonces, esperamos que a fines de junio empecemos ya con las primeras faenas de la construcción de la Planta Industrial de Carbonato de Litio", informó.

Otra alemana. Montenegro recordó que la empresa alemana K-Utec Technology realizó el estudio a diseño final de la Planta de Carbonato de Litio.

Dicho complejo, junto a la Planta Industrial de Cloruro de Potasio, que iniciará operaciones en agosto de este año, forma parte de la fase dos del proyecto de industrialización del litio en el Salar de Uyuni. Este paso se dio una vez concluida la etapa uno, que fue experimental con  la instalación de plantas piloto.

En definitiva. La fase tres del programa gubernamental será ejecutada en sociedad con el consorcio alemán ACI Systems para la fabricación de baterías, hidróxido de litio y otros, que deben ser desarrollados en el transcurso de los siguientes tres años, en contrato con la firma alemana ACI System.

Certificación de reservas para fines de este año

Contexto. Un estudio realizado por el geólogo francés Francois Risacher en 1989, para una profundidad de 4,7 metros y una porosidad del 35%, dio como resultado un volumen de salmueras de 165.000.000 m3, arrojando “reservas” con “un potencial de recursos identificados” de 8,9 millones de toneladas de litio y 194 millones de toneladas de potasio. 

Certezas. YLB ha confirmado que para este fin de año se tiene previsto entregar la nueva cuantificación de reservas de litio del salar de Uyuni.

LEA LA NOTA ENhttps://www.eldia.com.bo/index.php?cat=1&pla=3&id_articulo=252545

 

Tipo de registro