El CIADI rebatió todos los argumentos que usó Bolivia

PALABRAS CLAVE. MINERIA / BOLIVIA / CIADI / QUIBORAX / CHILE / 

Pàgina Siete.- El 21 de septiembre de 2015, Bolivia presentó ante la Secretaría General del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) una Solicitud de Anulación de Arbitraje, que fue rebatida por una serie de fundamentaciones que derivaron en el fallo a favor de la empresa chilena Quiborax.

Bolivia argumentó en su solicitud que el CIADI se “extralimitó manifiestamente en sus facultades”; que el tribunal “quebrantó gravemente una norma de procedimiento” del Convenio de dicho centro, y alegó la falta de expresión en el laudo de los motivos en que se fundaba, entre otros, según el documento Decisión sobre la solicitud de anulación del Estado Plurinacional de Bolivia, presentado el 18 de mayo de este año, por el CIADI.

En dicho escrito, el Centro Internacional de Arreglo se refiere a la supuesta extralimitación, y asegura nunca “haberse apartado del derecho aplicable”, al emplear una metodología ad hoc para cuantificar la compensación a las partes demandantes.

En cuanto al supuesto quebrantamiento de una norma de procedimiento en la causa, el CIADI menciona que “dado que las partes (demandantes y demandada) tuvieron la oportunidad de comentar sobre cada uno de los elementos sean ex ante o ex post que el Tribunal tomó en consideración, el Comité no considera que hubiera un quebrantamiento grave de una norma fundamental de procedimiento”.

Por último y en respuesta a la supuesta falta de expresión en el laudo, “el Comité se va a limitar a recordar que no hay una metodología única establecida por el derecho internacional y un tribunal tiene discreción en utilizar una u otra o combinarlas como la Corte Permanente de Justicia Internacional (CPJI) se reservó el derecho de hacer”.

La Decisión sobre la solicitud de anulación es un documento de 67 páginas, en las que la CIADI responde con criterios técnicos de minería y Derecho al recurso presentado por Bolivia.

La controversia surgió durante la gestión del expresidente Carlos Mesa Gisbert, quien, mediante Decreto Supremo 27589, del 23  de  junio de  2004, anuló las 11 concesiones mineras de la empresa boliviana Non-Metallic Minerals (NMM), en la que Quiborax tenía participación. Debido a esa situación, la empresa chilena interpuso la demanda contra el Estado ante el CIADI.

Con el rechazo a la Solicitud de Anulación del laudo arbitral, el Estado boliviano debe pagar 48,6 millones de dólares a Quiborax, como compensación por la reversión de sus concesiones en el salar de Uyuni, en 2004.

No obstante de ese monto, la Procuraduría General del Estado precisó el viernes que la cifra total en favor del demandante asciende a 57 millones de dólares, al aplicar la suma de los intereses y los costos del proceso.

Como consecuencia de este fallo, la Procuraduría solicitó a la Fiscalía  el inicio de una investigación por presuntos delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica contra el expresidente Mesa.

El también vocero de la causa marítima afirmó que  con esa acción el Ejecutivo busca ocultar el “estrepitoso fracaso” de las “pésimas negociaciones” del equipo legal boliviano en el CIADI.

“En cinco años, todo el proceso administrado por la Procuradoría del gobierno de Evo Morales no ha tenido la capacidad de defender los intereses de Bolivia”, manifestó el expresidente.

VER MÁS: http://www.paginasiete.bo/economia/2018/5/27/el-ciadi-rebatio-todos-los…

Áreas Temáticas
Tipo de registro