MAS ENDEUDADOS, MAS CORRUPCIÓN, MAS CHINOS (AMALIA PANDO)

PALABRAS CLAVE: CRÉDITO CHINO -  DEUDA EXTERNA DE CHINA CON BOLIVIA - IED - RECONFIGURACIÓN DE LA GEOPOLÍTICA - EXIMBANK CHINA - BANCO POPULAR DE CHINA - DECRETO SUPREMO 2574

AMALIA PANDO. 2018-02-28:  El investigador Juan Pablo Neri Pereyra, publicó 6 datos sobre la deuda externa de Bolivia con China, un resumen las relaciones económicas entre el país asiático y el nuestro a partir del 2007 hasta el 2017.

  • China es el cuarto acreedor de Bolivia y pronto será el tercero.
  • Desde 2013 China es el principal acreedor bilateral de Bolivia.
  • Desde 2007 la deuda con China se ha multiplicado 7,4 veces.
  • Varios créditos chinos tienen serios problemas en su ejecución.
  • Créditos chinos únicamente para empresas chinas.
  • Si la deuda externa continúa creciendo al ritmo actual alcanzará el 50% del PIB para 2025 y se volverá insostenible.

 

En la última década se han intensificado las relaciones de China con Bolivia, así como con otros países de la región. La reciente aproximación de China con la región latinoamericana ha tenido primero un carácter comercial, pero rápidamente derivó en la contratación de cuantiosos créditos, así como en una intensificación de las Inversiones Extranjeras Directas (IED). Esta intensificación de las relaciones comerciales y diplomáticas entre China y los países de Latinoamérica supone una reconfiguración de la geopolítica del continente.

 

Al finalizar la Guerra Fría, China tenía dos objetivos principales: salir del embargo al que había sido confinada por las potencias occidentales y hacer frente a la influencia de Taiwán en la región latinoamericana, que había sido ampliamente promovida por Estados Unidos durante la segunda mitad del siglo XX. A fines de los ochenta, China comprendió que sus relaciones diplomáticas debían consistir en competir como potencia en un mundo multipolar, sobre todo a partir de establecer relaciones comerciales de gran envergadura con las economías emergentes en las distintas regiones del globo.

 

En lo que respecta su relacionamiento comercial con Latinoamérica, su estrategia ha consistido en cinco objetivos principales: 1.- Acceso a mercancías necesarias para el desarrollo de su base productiva, a saber recursos naturales (minerales e hidrocarburos principalmente); 2.- Exportación en gran cantidad de bienes manufacturados, de gama alta, media y baja; 3.- Competir con la influencia de Estados Unidos en la región, sobre todo en términos comerciales; 4.- Competir con la influencia comercial de Taiwán en la región y 5.- Asegurar la estabilidad de los objetivos anteriores. Las vías para lograr la consecución de estos objetivos han sido, y son: el fortalecimiento de las relaciones comerciales (exportaciones e importaciones), complementadas por las inversiones directas y el otorgamiento de créditos.

 

En esta nota nos centraremos en analizar la evolución de la deuda externa de Bolivia con China, su significado y cómo se viene ejecutando una buena parte de la misma.

 

Consideraciones preliminares sobre la deuda externa

 

Cuando hablamos de la deuda externa de Bolivia tenemos que diferenciar el saldo de la deuda externa y el saldo por desembolsar de la deuda externa contratada. Al 30 de noviembre de 2017 el saldo total de la deuda externa, según los reportes del Banco Central de Bolivia (BCB), era de 9,108.3 millones de dólares, mientras la deuda contratada aún no desembolsada sumaba 5,417.1 millones de dólares. En otras palabras, el saldo de lo que debe Bolivia más la deuda externa ya contratada aún no desembolsada suma 14,525.4 millones de dólares.

 

Por otra parte, es necesario distinguir los diferentes tipos de acreedores de la deuda externa. En primer lugar está la deuda con organismos multilaterales cómo el BID, la CAF, el BM y otros. En segundo lugar se encuentra la deuda bilateral con países cómo China, Venezuela, Japón, Francia, etc. Y en tercer lugar se encuentra la deuda con acreedores de títulos de la deuda, que son compradores de bonos emitidos por Bolivia; estos bonos son comprados generalmente por privados que buscan beneficiarse de los intereses que paga el país.

 

Al 30 de noviembre de 2017 el saldo de la deuda externa multilateral era de 6,066.2 millones de dólares, el saldo de la deuda bilateral era de 2,014.7 millones de dólares y el saldo de la deuda por venta de títulos de la deuda era de 2,000 millones de dólares. A estos tres grupos hay que añadirle las asignaciones otorgadas por el FMI y los ajustes de la deuda que suman 280.3 millones de dólares, haciendo todo un total de 9,108.3 millones de dólares. 

 

Esta clasificación de la deuda por tipo de acreedor también se la puede visualizar a nivel de los saldos aun no desembolsados de la deuda contratada. A nivel multilateral falta por desembolsar 3,402.4 millones de dólares que ya han sido contratados, y a nivel bilateral 2,014.7 millones de dólares, lo que hace un total de 5,417.1 millones de dólares que aun faltan por desembolsar.

En este marco, es necesario destacar estos 6 datos sobre la deuda externa del Estado Plurinacional de Bolivia con la República Popular China.

 

1. China es el cuarto acreedor de Bolivia y pronto será el tercero

 

Según el informe de la deuda externa al 30 de noviembre de 2017 del BCB, el saldo de la deuda del país con China es de 609 millones de dólares y la deuda contratada con China aun no desembolsada es de 1,006.6 millones de dólares. En términos porcentuales, el saldo de la deuda externa con China representa el 6,7% del total del saldo de la deuda externa, sin embargo si incluimos la deuda aún no desembolsada representa el 11,1%.

La República Popular China aparece como el cuarto principal acreedor, con una participación sobre el saldo del 6.7%, por debajo del Banco Mundial (9%), la CAF (25.5%) y el BID (27.8%)1. Sin embargo, si se realiza la sumatoria entre el saldo de la deuda a noviembre de 2017, con el saldo de la deuda por desembolsar, China ocupa el tercer lugar como acreedor de Bolivia con un monto de 1,615.6 millones de dólares y el Banco Mundial pasa a un cuarto lugar.

 

2. Desde 2013 China es el principal acreedor bilateral

 

La China representa el 80% del saldo de la deuda externa a nivel bilateral. Hasta el año 2011, el principal acreedor bilateral de Bolivia era Venezuela, debido principalmente a la visión geopolítica del presidente Hugo Chávez, sostenida en gran medida por las exportaciones de petróleo de este país. Sin embargo, a partir de 2012 comienza la incertidumbre política en este país, a raíz de la enfermedad de Chávez. El inicio de la crisis política en Venezuela, debido a la muerte de Chávez y la posterior crisis del precio mundial del petróleo son factores claves para comprender el visible decrecimiento de la participación venezolana en la deuda externa boliviana. Pero este factor no explica, sino parcialmente, el crecimiento estrepitoso de la participación China del 19% en 2011 al 80% a junio de 2017.

A partir del año 2011, el gobierno boliviano inicia una política agresiva de inversión en infraestructura, sobre todo caminera, así como para la expansión en su explotación de recursos naturales -principalmente hidrocarburos- que inciden en un fuerte incremento del endeudamiento con China, ante el repliegue de Venezuela. Además, la creciente apertura de Bolivia a recibir capitales chinos debe entenderse en el marco del deterioro de las relaciones diplomáticas y comerciales con otros países, notablemente Estados Unidos. La sumatoria de todos estos elementos lleva a que China se posicione como el principal acreedor de Bolivia a nivel bilateral.

 

3. Desde 2011 la deuda con China se ha multiplicado 7.4 veces

 

Si sumamos el saldo de la deuda externa con China más la deuda aún no desembolsada, el monto total asciende a 1,615 millones de dólares. De esta cifra, el 62% (1,007 millones de dólares) aún no había sido desembolsado al 30 de noviembre de 2017.

El saldo de la deuda externa con China era 82 millones de dólares en 2010. En siete años se ha multiplicado 7.4 veces llegando a 608 millones de dólares. Mientras el saldo de la deuda externa total ha crecido a un ritmo del 15% por año desde 2007, el saldo de la deuda externa con China se ha incrementado en 38% por año desde 2010.

 

4. Varios créditos Chinos tienen serios problemas en su ejecución

 

Según el informe semestral del BCB sobre la Deuda Externa al 30 de junio de 2017, del total de los montos por desembolsar “un 50.8% del saldo por desembolsar está dirigido al sector de infraestructura vial, un 13.8% al sector energía y un 10.2% a otros sectores” (BCB, 2017: 23). Estos son los sectores priorizados de la deuda externa, lo cual no solamente indica cuáles son los sectores de interés para el Estado boliviano, sino también cuáles son los sectores de interés de los acreedores, sobre todo bilaterales, como es el caso de China.

 

En el siguiente cuadro se puede apreciar un desglose de la deuda externa con China que ha sido elaborado con base en los informes anuales de la Deuda Externa del BCB de 2011 a 2016 (el detalle anual de los montos de 2017 aún no está disponible al público).

Como se puede observar el grueso de los fondos de la deuda contraída con China, ya sea a través del banco estatal The Export-Import Bank of China, o del Gobierno Popular de China, fueron destinados a la construcción y mejora de caminos y carreteras, proyectos vinculados con la explotación de hidrocarburos y a la compra de equipos, tanto para la construcción como de tipo militar. Entre estas inversiones resaltan el ensamblaje y lanzamiento del Satélite Tupac Katari; la compra de equipos militares (helicópteros y aeronaves); la compra de equipos para YPFB; y el crédito para el equipamiento de la Empresa de Construcciones del Ejército. Cada una de estas inversiones merece una reflexión particular.

A continuación presentamos un cuadro en el que intentamos rastrear el devenir de algunos de los principales proyectos financiados por los créditos chinos, así como las posibles contrariedades en su ejecución.

Como señalamos al principio de esta sección, los datos desglosados corresponden con los informes anuales sobre la Deuda Externa de 2011 a 2016, publicados por el BCB. En el año 2016, el monto de la deuda contratada con China ascendió a 627.6 millones de dólares, de los cuales 362.2 millones corresponden al proyecto carretero Doble Vía el Sillar, 215.1 millones al proyecto carretero El Espino – Charagua – Boyuibe, y 50.3 millones al Proyecto Sistema de Comando y Control para la Seguridad Ciudadana (BCB, 2016: 30-31). Sin embargo, hasta el informe mensual sobre la deuda, de noviembre de 2017, el monto desembolsado por China fue de tan sólo 50.8 millones de dólares.

 

5. Créditos chinos únicamente para chinos

 

Los créditos chinos no son libres de condiciones y el gobierno las ha aceptado. El Decreto Supremo Nº 2574 del 3 de noviembre de 2015 establece procedimientos y condiciones específicas para la contratación de obras, bienes y servicios, para la ejecución de proyectos que sean financiados por créditos otorgados por el EXIMBANK CHINA. Este decreto autoriza al Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, a la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), a la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) y a la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) Corporación a contratar “obras, bienes y servicios en el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia o en el extranjero para la ejecución de los proyectos financiados por el EXIMBANK”, y señala que las empresas a ser contratadas deben estar “conformadas con capital mayoritario provenientes de personas naturales o jurídicas de la República Popular China, que se encuentren constituidas en su país de origen o en el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia” (Artículo 2, Parágrafos I, II y III).

 

Siguiendo la lógica de este Decreto, aunque de manera anterior al mismo, es que se llevó a cabo la contratación de CAMC ENGINEERING CO. LTD, para los proyectos de la compra de perforadoras para YPFB; así como la contratación de la empresa China Railway Construction Corporation (International) Limited, para el proyecto carretero Rurrenabaque-Riberalta, entre otras obras de mayor importancia. El condicionamiento de los créditos chinos a que favorezcan las Inversiones Extranjeras Directas chinas da lugar a un esquema de fuga de capital y de dependencia, donde China opera como centro y Bolivia como periferia dadivosa.

 

6. Si la deuda externa continúa creciendo al ritmo actual alcanzará el 50% del PIB para 2025 y se volverá insostenible

 

La política de créditos de China con Bolivia está orientada a fortalecer la relación comercial entre ambos países, consistente en la importación de materias primas y la exportación de una gama de manufacturas y productos con valor agregado. Tanto el destino de los créditos, como el carácter de las IED, apuntan a los mismos objetivos: asegurar y consolidar las relaciones comerciales, en el sentido señalado.

 

Por lo tanto, invertir en infraestructura vial es invertir en el acceso a los recursos naturales que necesita para la prosecución del fortalecimiento de su base productiva. Invertir en equipamiento para defensa y seguridad, es invertir en el aseguramiento de las demás inversiones y sectores económicos de interés. Invertir en equipamiento para la explotación de recursos naturales se acomoda a la lógica de las inversiones anteriores. Y, para Bolivia, como para otros países de la región, el fortalecimiento del modelo primario exportador también significó, en la última década, un esquema ventajoso, por la competitividad de las materias primas, lo que se tradujo en Balanzas Comerciales positivas. Sin embargo, en el caso boliviano, desde 2015 esta situación cambia, presentándose una Balanza Comercial negativa desde ese año hasta 2017.

 

La evolución de la balanza comercial es un indicador importantísimo a la hora de analizar la evolución de la deuda. El hecho que sigamos siendo un país que depende de la exportación de recursos naturales condiciona, en gran medida, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) a las cifras favorables en nuestras exportaciones. Y, la relación entre el crecimiento de la deuda y el PIB es fundamental para que la primera no llegue a un nivel de insostenibilidad (50% del PIB). Sin embargo, como se observa en el siguiente gráfico el panorama no es muy alentador.

Las autoridades generalmente señalan que la deuda externa de Bolivia representa sólo un 24.8% del PIB del país y que no debemos preocuparnos por seguir endeudándonos. Sin embargo, en este cálculo sólo toman en cuenta el saldo de la deuda externa y no la deuda externa aun no desembolsada y que ya ha sido contratada. El año 2017, la suma del saldo de la deuda externa y de la deuda externa por desembolsar llegó al 39.5% del PIB.

 

Es importante señalar que en estas cifras de la deuda externa contratada con China que registra el BCB, aún no figura el Proyecto Hidroeléctrico Rositas que tiene previsto un crédito chino de 1,000 millones de dólares. Así mismo, no figuran los 7,000 millones de dólares para el Proyecto Hidroeléctrico El Bala-Chepete; ni los 420 millones de dólares del Proyecto Siderúrgico Mutún. En otras palabras, si a los 14,525 millones de dólares del total de la deuda contratada a la fecha le sumamos los 8,420 millones de dólares para los mega proyectos hidroeléctricos de Rositas y El Bala-Chepete, y el proyecto del Mutún estaríamos alcanzado la suma de 22,945 millones de dólares de endeudamiento externo. Una cifra que en la actualidad representaría el 62.5% de nuestro PIB.

 

Según datos del BCB, el saldo de la deuda externa ha crecido a un promedio de 15% por año en la última década, pasando de 2,208 millones de dólares en 2007 a 9,108 millones de dólares en 2017. En ese mismo período el PIB de Bolivia ha crecido a un promedio de 5% por año.

Si durante los próximos años el saldo de la deuda externa continúa creciendo a un promedio de 15% anual y el PIB mantiene su ritmo de crecimiento de un promedio de 5% por año (en 2017 sólo creció 4%), el saldo de la deuda externa de Bolivia superará el 50% del PIB en el año 2025. En este caso, llegaríamos a una situación de insostenibilidad de la deuda.

El país se endeuda supuestamente para paliar las falencias en su crecimiento y desarrollo. Entonces, tiende a generarse un círculo vicioso en el que una economía frágil apela a un endeudamiento cada vez mayor que la hace cada vez más frágil.

 

Hace un par de décadas Bolivia se encontró en una situación de insostenibilidad de su deuda externa. En 1996, en el marco del paquete de reformas neoliberales, el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) lanzaron la iniciativa de condonación de deudas para Heavily Indebted Poor Countries (Países Pobres Altamente Endeudados HIPC). Bolivia accedió a esta iniciativa en 1997 debido a que, si bien la deuda había alcanzado el 50% del PIB, el país estaba llevando a cabo reformas en su economía que las instancias multilaterales consideraban positivas. Estas reformas eran las políticas de ajuste estructural neoliberal impuestas en el marco del Consenso de Washington.

 

Para Latinoamérica, pero sobre todo para las economías pequeñas de la región, como es el caso de Bolivia, la adopción de estas medidas supuso la consolidación del modelo económico primario exportador, bajo la lógica liberal de priorizar en los sectores donde habría ventajas comparativas. Esto quiere decir que los países, como Bolivia o Venezuela, con un desarrollo deficiente de su base productiva, pero con una ventaja comparativa histórica en la exportación de recursos naturales y/o productos agrícolas pasaron a priorizar estos sectores, sacrificando el desarrollo de su sector industrial manufacturero. Esta misma dinámica continua en el siglo XXI en las relaciones comerciales con China: Latinoamérica exporta materias primas e importa del país asiático productos con valor agregado.

 

En el caso de Bolivia la peligrosidad de esta relación comercial cada vez más intensa recién comenzará a sentirse en los años a venir. La dependencia a la que lleva el modelo primario exportador se verá profundizada con un mayor endeudamiento externo y una creciente dependencia económica con China.

 

—–

1 Esta jerarquización la realizamos sin contar el dato de los “Títulos de Deuda”, es decir los títulos de valor o bonos que el Estado emitió, y que reflejan la deuda contraída con una gran cantidad de inversores no especificados. El saldo de los Títulos de Deuda a noviembre de 2017, según el BCB, es de 2,000 millones de dólares, con una participación sobre el saldo total del 22%. En este caso, China se desplazaría al quinto lugar, en lo que respecta a su participación sobre el saldo de la deuda, en el periodo señalado.

2 Ver: http://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20150909/ferreira-hay-17-posibles-responsables-quiebra-ece-civiles-militares, Visitada en fecha 12/02/2018.

3 Ver: http://www.erbol.com.bo/noticia/politica/06112017/denuncian_dano_millonario_en_compra_de_dos_aviones_chinos_0, Visitada en fecha 19/02/2018.

4 Ver: http://www.defensa.com/bolivia/investigada-compra-ma-60-para-fuerza-aerea-bolivia, Visitado en fecha 12/02/2018.

5 Ver: http://m.la-razon.com/nacional/Observan-precio-helicopteros-H-425_0_1565243473.html, Visitada en fecha 19/02/2018.

6 Ver: http://eju.tv/2012/02/helicpteros-chinos-cuestionan-otra-compra-de-evo-sin-licitacin/, Visitada en fecha: 19/02/2018.

7 La información sobre estas problemáticas fue publicada por el periódico Los Tiempos. En la nota, el medio afirma haber recibido información de una fuente interna al gobierno “que pidió guardar su nombre en reserva, por temor a represalias”; además de mencionar un reporte del Grupo de Caballería I “Apóstol Santiago”, denominado “Historial de discrepancias presentadas en el helicóptero Z9-H425 con matrícula EB-105”. El mismo informe, además de otra información relacionada con la compra de los helicópteros, fue solicitado por el Senador Oscar Ortiz al ministro de defensa, mediante una misiva de Petición de Informe Escrito (PIE 550), el 31 de mayo de 2016. Esta misma información fue publicada por varios blogs especializados en defensa: http://www.defensa.com/bolivia/descontento-bolivia-helicopteros-z-9-fabricacion-china, Visitada en fecha 19/02/2018.

http://psk.blog.24heures.ch/archive/2016/09/16/la-bolivie-mecontente-de-ses-helicopteres-z-9-chinois-862110.html, Visitada en fecha 19/02/2018.

http://defence-blog.com/news/bolivian-army-dissatisfied-with-chinese-harbin-h425-multirole-helicopters.html, Visitada en fecha 19/02/2018.

http://defense-blog.fr/la-bolivie-mecontente-des-helicopteres-chinois-harbin-h425/, Visitada en fecha 19/02/2018.

8 Ver: http://www.erbol.com.bo/noticia/regional/13092017/obreros_frenan_abusos_de_china_railway_en_santa_rosa, Visitada en fecha 19/02/2018.

9 Ver: http://www.eldiario.net/noticias/2018/2018_02/nt180206/economia.php?n=10, Visitada en fecha 19/02/2018.

10 Ver: https://www.eldeber.com.bo/bolivia/Satelite-Tupac-Katari-no-logra-usar-el-100-de-su-capacidad-20170819-0029.html, Visitada en fecha: 19/02/2018.

11 Ver: http://www.paginasiete.bo/economia/2016/3/9/ypfb-compro-china-camc-perforadoras-piezas-danadas-89234.html, Visitada en fecha 19/02/2018.

12 Ver: http://www.erbol.com.bo/noticia/politica/09032016/revelan_que_china_condiciono_bolivia_comprar_taladros_de_camc, Visitada en fecha 19/02/2016.

13 Ver: https://www.eldeber.com.bo/septimodia/China-CAMC-sigue-operando-en-Bolivia-con-dos-proyectos-y-se-despedira-a-fines-de-esta-gestion-20170217-0124.html, Visitada en fecha 19/02/2018.

VEA LAS  TABLAS  Y  LEA LA NOTA EN:  http://www.amaliapandocabildeo.com/2018/02/mas-endeudados-mas-corrupcio…

Tipo de registro