Argentina necesitará gas y energía de Bolivia

El consultor del sector privado y columnista semanal de EL DIARIO, Boris Santos Gómez Úzqueda, sostuvo que “Argentina va a necesitar gas, electricidad y derivados (de gas) de Bolivia”, y lamentó que el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, no tome en cuenta 40 años de relación comercial que tienen ambos países. El diplomático alertó un eventual cambio en la compra y venta de gas natural con el país vecino, tras la elección presidencial de Mauricio Macri, quien asumirá el cargo el 10 de diciembre.

 

POLÍTICA BILATERAL

Basteiro alertó sobre un cambio de la política bilateral con Bolivia con el futuro gobierno de Macri, y este nuevo escenario incluiría modificaciones en la compra y venta de gas. Tras la segunda vuelta electoral, Macri salió airoso de la contienda, y prepara su asunción al poder.

 

Gómez dijo a El Diario que recientemente el embajador de Argentina, indicó que “…la política del gobierno de Macri será no comprar gas a Bolivia…” para reemplazarlo por gas importado de ultramar; y todo parecería indicar que los acuerdos energéticos bilaterales podrían “quedar truncos con la nueva administración…”

 

Basteiro –según informó ANF– habría señalado además, que “…por más que uno intente y pida tener buena relación, van a haber encontronazos y mucha diferencia…”

 

RELACIÓN

Gómez Úzqueda, experto en el tema, con 15 años de experiencia, sostiene que “el embajador no entiende que entre Bolivia y Argentina hay más de cuarenta años de vínculo comercial a través de la venta de gas boliviano”.

 

Parece que tampoco entiende la dinámica del mundo de los negocios en energía en donde los proyectos no se “truncan” ni quedan sin ejecutar de la noche a la mañana.

“Todos los proyectos llámese gasoductos, contratos de venta de gas, interconexión eléctrica, están plenamente respaldados por la fe del Estado argentino y boliviano, respectivamente; y han surgido de análisis y estudios en los que se privilegiaron escenarios a mediano y largo alcance...”, manifestó.

 

El consultor opinó que “el embajador saliente no leyó –o no entendió– al nuevo ministro de energía del gabinete del presidente electo (Mauricio) Macri (Juan Aranguren). Sostuvo que el ministro designado tiene la tarea de reconstruir la política energética argentina; sí es que existió alguna”, manifestó.

 

ADMINISTRACIÓN

El analista en temas energéticos recordó también que “el embajador representa a una administración que permitió cortes permanentes de electricidad en principales ciudades argentinas, miles de millones de dólares despilfarrados en subsidios y la ausencia de capitales nuevos para explorar y promocionar sus nuevos reservorios (como por ejemplo Vaca Muerta y otros)”.

 

MEDIDAS

Gómez Úzqueda destacó que Aranguren es experto en hidrocarburos y ya indicó que habrá reordenamiento de marcos regulatorios y reasignación de subsidios.

“Esa es la clave: nueva política energética con legislación clara, moderna y transparente...”

Señaló que lo que indica el saliente embajador ni es tan fácil de hacer, ni es tan inmediato. El entrevistado, estuvo a cargo de dirigir el Foro Internacional del Gas, en Tarija. Manifestó que “la integración argentino-boliviana es tan grande e irreversible que en materia energética siempre hemos tenido relaciones contractuales”.

 

Gobierno acentúa inversión en el sector eléctrico y asigna más de $us 1.400 millones en 2016