Compleja situación económica en la mina estatal de Huanuni

La Empresa Minera Huanuni se debate actualmente en la incertidumbre, debido a factores internos que alteran su productividad e impiden revertir la situación que se confronta desde principio de año con una pérdida de 4 millones de dólares y una serie de dificultades para mejorar el volumen de concentrados y equilibrar sus costos de operación, con el bajo precio de la libra fina de estaño, que tampoco se estabiliza y algunos días registra bajones en su valor.

 

Se han hecho algunos ajustes en el caso del personal, considerando que uno de los problemas principales de Huanuni es justamente el de orden social, habiéndose reducido el número de personal de casi 5.000 trabajadores a una cantidad actual de 3.979.

 

La empresa cursó invitaciones a medio millar de trabajadores para acogerse a la jubilación, una buena cantidad de mineros han optado por esa vía, pero aún la cantidad de personal efectivo sigue siendo alta, por ejemplo con relación a Colquiri que con algo más de 1.200 trabajadores logra un equilibrio en sus costos operables.

 

Por otra parte se menciona también la persistencia de la practica delictiva del "juqueo", robo de mineral que significa una pérdida a la empresa de por lo menos de 80 toneladas finas mensualmente y que en dinero significa cerca a 800 mil dólares cada mes. El problema continuará aún con un mayor control policial, porque se trata de un sistema de apoyo "indirecto" a ciertos operadores que viven de esa práctica y no pueden ser plenamente identificados y sancionados.

 

Dirigentes sindicales de la EMH, señalaron que el "juqueo" representa hasta el 35 por ciento de la producción regular de la empresa. Se menciona a un grupo de 20 a 30 personas "particulares" que retira cada una entre 30 a 40 kilos por día, operan armados y además roban también explosivos e implementos de seguridad de los trabajadores.

 

En la actualidad la estatal minera de Huanuni no tiene utilidades de ninguna clase, las restricciones son tan dramáticas que faltan recursos para cubrir la planilla regular y por lo mismo se hará imposible pensar en un doble aguinaldo, situación que debería descartarse "por voluntad de los trabajadores" en defensa de su fuente de empleo, según se dejó entrever.

 

Huanuni está subsistiendo gracias a los pagos de la Metalúrgica de Vinto que tiene una deuda con Huanuni, por la compra venta de concentrados, el problema se presentará si Vinto paga todo lo que debe y no exista ya esa cuenta para poder continuar soportando el desfase en los costos de producción con el precio del estaño y de otros complejos mineros que no cubren los gastos operativos.

 

Paralelamente se retrasan otros proyectos, por ejemplo el de poner en marcha el nuevo ingenio para elevar la producción de concentrados, aspecto que posiblemente esté operando la siguiente gestión, una vez que se cumplan los trabajos de captación de agua y la construcción del anunciado dique de colas, dos elementos necesarios para que funcione el ingenio Lucianita.

 

A través del Ministerio de Minería, se canalizó la operación de conceder a Huanuni un fideicomiso autorizado por el Gobierno, especialmente para facilitar la compra de equipos y ciertos materiales que permitan ampliar las tareas de exploración de nuevos yacimientos en interior mina, para diversificar la producción de otros minerales y compensar la baja del estaño.

 

En la actualidad el Ministerio de Minería y Metalurgia(MMM) deberá establecer un diagnóstico muy claro de la situación de Huanuni, para adoptar medidas concretas que eviten el colapso de esa empresa y le permitan salir de la crisis actual, considerando que para el funcionamiento regular de la fundición de Vinto, son imprescindibles los concentrados que genera Huanuni. Todo un drama que merece soluciones técnico - económicas, muy serias y de urgente aplicación.

Áreas Temáticas