La Jindal rompe el contrato de explotación del Mutún; se hará una nueva licitación

Henrry Ugarte A.*

Plataformaenergetica.org (EL DEBER, Santa Cruz, 17 de julio de 2012).- “Se acabó, no va más. Rompemos el contrato con el Gobierno; que les vaya bien”. Con esta breve pero a la vez contundente afirmación pronunciada por el asesor jurídico, Jorge Gallardo, la compañía Jindal Steel Bolivia rescindió el contrato que lo ligaba a la Empresa Siderúrgica Mutún (ESM).

Ahora, mientras se abre el proceso de arbitraje internacional, el Gobierno anuncia que lanzará una nueva licitación para continuar con la explotación del yacimiento siderúrgico en la provincia Germán Busch.

Encabezado por el ministro de Minería y Metalurgia, Mario Virreira, y el presidente de la ESM, Ricardo Cardona, el directorio de la empresa nacional sesionó ayer por casi nueve horas en Santa Cruz.

Por la Jindal participaron el asesor jurídico Jorge Gallardo, el cónsul Arvind Sharma y el asesor personal de Naveen Jindal, Amid Kumar.

En primera instancia, el directorio de la ESM recibió una carta de la Jindal que se manejó en reserva y en la que advertía de la ruptura del contrato si el Gobierno no modificaba ciertas condiciones, pero finalmente no hubo acuerdo y los ejecutivos de la empresa india pegaron el portazo.

Después, el ministro Virreira se encargó de desvelar los detalles de las exigencias de la Jindal para continuar con el proyecto siderúrgico de Mutún y por las que finalmente se rompió el contrato.

Según el interlocutor del Gobierno, la Jindal tenía dos exigencias imposibles de cumplir por parte del Gobierno: que se le devuelva el monto de las dos boletas de garantía ejecutadas ($us 36 millones) y que quede sin efecto el proceso judicial por el que el Ministerio Público investiga si la compañía realizó o no las inversiones comprometidas en el proyecto.

Como la molestia y el apuro por abandonar la sede de la reunión eran tan evidentes entre los ejecutivos de la Jindal, no se pudo contrastar la versión del ministro Virreira.

Sin embargo, Antonio Tudela, ex dirigente cívico de la provincia Germán Busch, señaló que, más allá de las provisiones de gas incumplidas por YPFB que bloquearon el proyecto, el tema de fondo pasa porque el Gobierno no quiere que avance el desarrollo de la región. “Calculo que la Jindal va a ir al arbitraje demandando al Gobierno por lo menos por $us 200 millones”, dijo Tudela.

El diputado Luis Felipe Dorado, representante de la región y jefe de la bancada opositora, advirtió que serán vigilantes para que el nuevo proceso de licitación se lleve a cabo lo antes posible y que pedirán que ya no otorguen concesiones del 50%, sino de un 30% a dos empresas y el restante 40% para la ESM.

«NO QUERÍAN UNA AUDITORÍA»
Mario Virreira / Ministro de minería y metalurgia

- ¿Por qué se exigió un depósito de $us 2.100 millones y que además se lo ponga en una cuenta del Banco Central de Bolivia o del Banco Unión?
-MV- No, no es así. Se exigió que abran una cuenta para gastos operativos y tenían la opción de poner 200 o 400 millones de dólares, pero no quisieron hacerlo. Lo único que exigíamos es que haya recursos económicos para los gastos operativos porque la experiencia nos dice que ni siquiera tenían para pagar alquileres de sus oficinas ni cubrir los gastos por los servicios básicos.

- ¿Y qué hay de la auditoría que debía hacerse para determinar el monto real de las inversiones?
-MV- Tampoco querían que hagamos la auditoría, siendo que se trataba de un proceso previo muy importante para continuar con el proyecto.

- ¿Pero es cierto o no que el Gobierno pidió garantías económicas para continuar con la Jindal?
-MV- En su momento el señor Naveen Jindal dijo que su empresa era una de las más grandes en el campo siderúrgico a nivel mundial y que su patrimonio superaba los $us 1,5 billones; entonces, cómo no iban a poder disponer nuestras exigencias. Además, alrededor de $us 1.400 millones pensaban conseguir de crédito y seguir las operaciones sacando plata de la explotación de Mutún, eso no puede ser.

- ¿Qué harán ahora como Gobierno, entendiendo que se podría desencadenar una serie de protestas en la zona fronteriza?
-MV- De acuerdo a lo que establece el contrato vamos a acudir a las instancias que correspondan, pero también iniciaremos un proceso de licitación para remplazar a la Jindal y que el trabajo de desarrollo del proyecto continúe monitoreado por la ESM. Vamos a seguir con el plan porque se trata de un gran proyecto de desarrollo.

REUNIÓN. Desde las 10:00 se concentraron los miembros del directorio en la oficina de la ESM en Santa Cruz. En una primera instancia estuvieron los ejecutivos de la Jindal, pero al mediodía se retiraron para volver cerca de las 17:00. El acuerdo se rompió a las 18:35 de ayer.

LICITACIÓN. El presidente de la ESM, Ricardo Cardona, anunció que la empresa ejecutará un plan piloto hasta diciembre de este año, por lo que la continuidad de la explotación de hierro está asegurada. Invitarán a empresas de China, Japón y Canadá para sustituir a Jindal.

PLAN. La Jindal Steel anunció que convocará a Delta Consult como testigo en el arbitraje que inició por la ejecución de la segunda boleta de garantía por valor de $us 18 millones.

*Periodista de El Deber.

VERSIÓN OFICIAL DE LA AGENCIA GUBERNAMENTAL ABI:

JINDAL ENTREGA AL GOBIERNO CARTA DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO CON BOLIVIA
Santa Cruz, BOLIVIA, 16, jul (ABI).- El gerente de asuntos legales de la empresa India Jindal, Jorge Gallardo, informó el lunes, tras abandonar una reunión con el Ministro de Minería y Metalurgia, Mario Virreira y la Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM), que abandonará Bolivia porque no llegó a ningún acuerdo con el Gobierno para continuar con el proyecto de explotación de hierro en el mega yacimiento de El Mutún.

"No se ha podido llegar a un acuerdo entre ambas partes, lamentablemente no ha sido posible, así que les deseamos todo lo mejor, nos vamos del país, este ha sido el ultimo dialogo", dijo a los periodistas.

La reunión se desarrolló desde la 10h00 del lunes, con un cuarto intermedio hasta las 16h00, cuando Jindal entrego una carta en la que comunica al Gobierno su decisión de resolver el contrato con Bolivia.

Jindal se adjudicó en 2007 el proyecto de explotación e industrialización de hierro del yacimiento El Mutún, con la promesa de invertir 2.100 millones de dólares en seis años, pero el incumplimiento de las inversiones comprometidas le costó, hasta mayo último, la ejecución de dos boletas de garantía por 36 millones de dólares.

** Este es un servicio de la Plataforma de Política Energética, un espacio permanente, plural y abierto a todos, para compartir información, generar conocimiento y promover el debate público sobre los temas fundamentales del sector energético (www.plataformaenergetica.org)